El último Darth Vader/Anakin Skywalker de la saga de Star Wars empuña ahora una hoja de metal; arma no perteneciente a una galaxia muy lejana que, en este caso, está templada con el sudor atlético de un herrero de los de fragua, bien horneada para la ocasión y con las connotaciones medievales correspondientes. Por lo menos, así es como se presenta el antiguo esposo de Padmé/ Amidala en Outcast: un blockbuster con capital estadounidense y chino, cuya grabación vivió su jornada inaugural el pasado 9 de septiembre, en la urbe de la Gran Muralla.

Ambientada en escenarios únicos de la región de Pekín y Yunnan, la película está dirigida por el aún poco conocido Nick Powell; y cuenta en su reparto –además de con la presencia de Hayden Christensen (Vancouver, Columbia Británcia, Canadá, 1981) en calidad de protagonista- con el hiperactivo Nicolas Cage; quien –según sus propias declaraciones tras su paso por el Festival de Venecia- se incorporará al rodaje el próximo 23 de septiembre (donde permanecerá durante unas tres semanas).

Amor y aventuras

La trama del largometraje corre pareja a una especie de recapitulación del exotismo a lo Marco Polo, con guerreros procedentes del Viejo Continente huidos a los paisajes orientales para escapar de la violencia de su tierra natal. Uno de estos cruzados sin patria a la que regresar es el personaje al que da vida Christensen, el joven Arken: un caballero sin escudo, que se halla en un momento de duda existencial.

En esta realidad de confusión continua, el soldado recibe un mensaje procedente del heredero al trono: una misiva en la que le ordena proteger a su hermana. Tras aceptar el encargo, el militar se convierte en el guardaespaldas de la princesa, sin poder evitar caer en las redes amorosas de una mujer de elevada gradación seductora.

Pero éste no será el único largometraje que traerá a la actualidad a la rubia estrella de Jumper. Después de un tiempo en silencio, el chaval de la serie Tierras altas aprovechó el verano para sacar adelante el primer proyecto de su nueva productora cinematográfica: Glacier Films. En concreto, se trata de un remake de la cinta Asalto al banco de St. Louis (Charles Guggenheim, John Stix, 1959), movie que dio fama y prestigio a un entonces casi debutante Steve McQueen. Para esta revisión, Christensen y su brother y socio Tove han contando con la colaboración del director armenio Sarik Adreasyan; en lo que los tres han definido como “una cinta trabajada al estilo clásico de Hollywood, aunque con los elementos del siglo XXI”.

Narrada en clave de thriller, American Heist (Atraco americano) ha sido confeccionada como una historia con las tornas de un guion sobre delincuentes y policías, en la que los personajes principales son dos hermanos a los que encarnan el propio Christensen (el menor de ellos) y Adrien Brody. Clan que hace de las suyas por las calles de Nueva Orleáns, y al que se une la atractiva panameña Jordana Brewster (a la que se ha podido ver hace unos meses en Fast & Furious 6).

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK