Una pena que el director español no se haga cargo de un proyecto de tanto renombre y potencial en la taquilla, pero parece ser que las prisas de Paramount por sacar adelante la película han conseguido hacer que el director tenga que dejar el proyecto, una víctima más de las grandes empresas de Hollywood. Al parecer Bayona anda liado con la postproducción de su última película, A Monster Calls, y no podría ponerse al frente de la superproducción de Paramount para cuando el rodaje de la misma debe dar inicio que es este verano, según ha informado The Wrap. Desde Paramount, a través de un comunicado oficial, han declarado que la marcha del director es amistosa y que están deseando trabajar en el futuro con él. En el mismo comunicado la compañía anuncia que es su intención ponerse en marcha con la película este año, una fecha para la cual el director no estará disponible.