Crítica de la película Matar o Morir: Peppermint

Floja película de acción con guión propio de telefilme y Jennifer Garner desperdiciada.

Icónica para muchos espectadores por su papel en la seri Alias, Jennifer Garner no ha tenido mucha suerte con este retorno a las tramas de acción trepidante aunque ella cumpla con su cometido como repartidora de leña y aficionada a tirar del gatillo. No es ya que le pongan pelucón intratable incluso recordando los excesos capilares del amigo Nicolas Cage, es que el guión que le han enchufado tiene muchas vías de agua abiertas y en su conjunto todo en esta película la deja muy sola sin respaldarla en absoluto. Es pena porque tienen la película ahí, ahí, pero no han sabido verla. Y no parecen advertir sus debilidades.

La primera sin duda es que parece una película de otra época, como mínimo de diez años antes de que se estrene Atómica, por poner un ejemplo. Las secuencias de acción pueden tener un pase, pero lo que las respalda es demasiado tópico y vacío.