×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

Tras el revuelo montado con la decisión de Warner de financiar y lanzar por fin el Snyder Cut de Justice League, los fans han pedido el montaje del director de Fantastic Four, pero su director no quiere….

    Parece mentira que finalmente el Snyder Cut sea una realidad, por lo que muchos fans de otros proyectos siguen pidiendo cosas a los responsables de los estudios, como ha sido el caso del ya llamado Ayer Cut de David Ayer y Escuadrón Suicida, que ya ha empezado a moverse y con el que ya está ilusionado el director siguiendo con la estrategia de Snyder, publicando fotos, por ejemplo. No parece que vaya a conseguir su objetivo, pero por ahora sigue intentando ganar adeptos poco a poco. Menos futuro parece que vaya a tener el #ReleasetheTrankCut que algunos han lanzado pidiendo el lanzamiento del montaje del director Josh Trank de Fantastic Four…
Y los motivos todavía no quedan claros para nadie, pero lo que sí ha quedado claro es que el segundo spin off de Star Wars y que se estrenará en 2018, si no nos fallan las cuentas. El director de Chronicle y el reboot de Los Cuatro Fantásticos que se estrena en breve, dejó hace dos días la película de Lucasfilm anunciándolo a través de un comunicado en el que daba las gracias a la compañía y sus miembros y en el que aseguraba que había meditado largo y tendido la decisión, y que creía que debía tomar otro camino en su carrera. Y desde ese momento en el que Trank abandonaba la película, los rumores han circulado, sin confirmación por ninguna parte, pero según se ha comentado en medios como The Hollywood Reporter, provenientes de fuentes cercanas a la producción. O lo que es lo mismo, que alguien se ha ido de la lengua.

Y los rumores apuntan a que, más que irse, a Trank le han enseñado la puerta debido a los problemas vividos en su anterior película, Los Cuatro Fantásticos, junto a quien es guionista y productor para aquella en FOX, Simon Kinberg, que también está asociado a Lucasfilm en los spin offs de la compañía. Según las fuentes antes mencionadas, si bien el comportamiento de Trank nunca llegó a ser extremo o a abandonar la película, sí que fue errático, aislado, indeciso y falto de comunicación con el resto del equipo y el reparto. Aunque Trank siempre se mantuvo en la silla de director, fue cosa de Kinberg y Hutch Parker, el otro productor, mantener a flote el barco y hacer del proyecto una película completa. Esos problemas se presentaron a Kathleen Kennedy, presidenta de Lucasfilm en Disney, y fueron los que motivaron la marcha de Trank. No conocemos todos los datos, pero The Hollywood Reporter no publica cosas a la ligera…

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine