Juego de Armas ***

Septiembre 05, 2016
Inteligente y divertida sátira basada en hechos reales. Una especie de cruce entre La Gran Estafa y Dolor y Dinero, una película con un tono satírico y de cierta incredulidad sobre no sólo los hechos que narra en la misma, sino también sobre la sociedad actual tal y como la conocemos, sobre el mundo occidental, el capitalismo, el gobierno americano, el negocio de la guerra y la gente que aprovecha todos los recovecos posibles y todas las lagunas legales para llegar al éxito, sin importar lo que pierdan o lo que dejen por el camino, el daño que causen, a los suyos o a desconocidos, o los riesgos que corran. Y también una historia sobre la lealtad o ausencia de ella y la confianza.

Posiblemente se trate de la película, por temática, más madura de su realizador, Todd Phillips, que es conocido por todos por películas como Aquellas Juergas Universitarias, Salidos de Cuentas o, por supuesto, la trilogía de Resacón en Las Vegas. Aquí deja de lado su humor más gamberro, salvaje y descabellado para centrarse en una historia mucho más ácida y sardónica, donde vemos a los personajes introducirse en una espiral de lo que parece un camino a la gloria que poco a poco, por la ambición de ambos, se convierte en una tragedia continua que casi arrastra a los héroes de la historia. En ese sentido, se mezcla el estilo visual de Dolor y Dinero y parte de El Lobo de Wall Street, con la que comparte a uno de sus protagonistas.