Juliet, desnuda ★★★

Diciembre 18, 2018

Crítica de la película Juliette desnuda

Comedia romántica sin sorpresas pero entretenida y eficaz en su fórmula.

Bastante previsible en su formulación de la comedia romántica, Jesse Peretz traslada los recursos de trabajo con actores y construcción de personajes que ha lucido en su trabajo para series como The Office, Enfermera Jackie, Orange is the New Black o GLOW al formato de largometraje sacando el máximo partido a la pareja formada por Rose Byrne y Ethan Hawke. La fábula no ofrece nada nuevo bajo el sol, pero tiene perfectamente controlado el pulso al tipo de producto que ofrece al espectador, y además en su beneficio hay que decir que sabe cómo visitar los lugares comunes del género haciendo que a pesar de conocerlos el espectador pueda pasar un rato entretenido intentando deducir hacia donde se encamina la relación de estos dos personajes. Por otra parte los dos protagonistas me parecen mucho más interesantes por separado, y separados del género que en el contexto de la comedia romántica que aquí les toca jugar, y que inevitablemente modera sus aspectos más disparatados para acomodarlos al discurso de este género habitualmente utilizado en la difusión de valores familiares preconcebidos y por ello poco dado a sorprender o explorar asuntos más interesantes que ese empeño en hacer que sus personajes acaben siendo pareja, formando una familia y utilizando a los personajes infantiles como anzuelo para la propaganda de conductas deseables para encajar en el sistema.