La presidenta de Lucasfilms ha hablado de la intención de la compañía por hacer la franquicia más inclusiva y llegar al momento en que la saga sea dirigida por una mujer.

Quizá la ironía de todo ello es que tenga que dar explicaciones al respecto una mujer que se sienta al frente de una de las productoras más cotizadas, deseadas y poderosas del mundo como es Lucasfilms, dueña de franquicias como Star Wars o Indiana Jones. Kennedy es desde hace años la cabeza visible del estudio, antes y después de la compra por parte de Disney, y ella tiene más poder en la empresa que JJ Abrams, director de dos de las últimas películas. Por eso parece curioso que justo ella tenga que explicar y defender a la empresa cuando la tachan de no ser suficientemente inclusiva y le piden que una mujer dirija una película de Star Wars. A Kevin Feige, presidente de Marvel, le preguntaban por una película de Viuda Negra, no por una directora, hace años.