Crítica de la película La red avispa

Interesante película histórica con tintes de espionaje.

     Una película cuya historia podría parecer ambientada en los años sesenta o setenta, pero que sucedió tras la caída de la URSS y el muro de Berlín, hace casi nada, durante la presidencia de Bill Clinton, y que tiene detrás de las cámaras a un director tan interesante como Olivier Assayas, responsable de películas recientes tan potentes como Viaje a Sils María o Personal Shopper, y un reparto de estrellas hispanoparlantes que recorre todos los países de Latinoamérica y España, con resultados… dispares, eso sí. Pese a todo, la película funciona la mayor parte del tiempo por su excelente puesta en escena y su tono, a medio camino entre el drama y la película de espionaje. Una apuesta interesante que muestra que Netflix apuesta por el cine cada vez más.