Día triste para la comunidad cinéfila y “seriéfila”, cuando nos hemos encontrado con la muerte del joven actor Lee Thompson Young, a la edad de 29 años. Este tipo de noticias siempre son tristes para el aficionado al cine y la televisión, y llevamos un año en el que hemos visto partir a muchas grandes leyendas del mundo audiovisual, dejándonos compuestos y sin novio tras la marcha de nombres como James Gandolfini, Alfredo Landa, Jess Franco… por mencionar a unos pocos sólo. Y cuando son estrellas de cierta edad, aunque nos duele, es comprensible. Es ley de vuda. Pero con la marcha de alguien tan joven, que disfrutaba en la actualidad de uno de sus mejores momentos profesionales como parte del reparto regular de la exitosa y muy querida serie Rizzoli and Isles, te deja un poco confuso. Sobre todo porque se trata de un suicidio. El de Lee Thompson Young, nacido en Carolina del Sur en Febrero de 1984.

El pasado día 19 de Agosto en Los Angeles, el actor no se presentó al rodaje de la serie, que anda finiquitando la cuarta temporada, algo completamente inusual, lo que hizo a los productores llamar a la policía temiéndose lo peor, para que acudiesen a su domicilio a comprobar su estado. La policía lo encontró muerto y su agente ha confirmado que se trata de un suicidio, mientras que las fuerzas del orden han declarado que la muerte se produjo por un disparo autoinflingido. Un triste final para Lee Thompson Young, que ha dejado la serie paralizada por el momento, un hecho que producirá algún retraso en el rodaje de la misma y la producción de los episodios, que aún se desconoce cuándo se reanudará, del mismo modo que no se sabe todavía qué salida se dará al personaje en la serie ni qué clase de homenaje le ofrecerán al actor en la misma.

En lugar de plantearnos los porqués de su muerte, que vuelve a plantear el eterno debate de la fábrica de juguetes rotos que son Hollywood y el mundo del espectáculo en general, mejor demos un repaso a la carrera de Lee Thompson Young, que comenzó con su traslado a Nueva York con apenas 12 años, tras pasar un tiempo haciendo teatro comunitario, y que le llevó a una audición para Disney y a protagonizar su primera serie como estrella de la compañía, The Famous Jett Jackson estrenada en 1998, durante tres años, con una tv movie entre medias sobre el personaje, un joven actor y estrella de la tele, en una serie de  acción, que decide que quiere vivir como una persona normal y se traslada a Carolina del Norte a rodar la serie, donde le espera su padre y amigos de la infancia. En 2004 le empezaron a tomar más en serio como actor, tras su aparición en la película Friday Night Lights, lo que le llevó a aparecer en series como Flash Forward, Scrubs o Smallville, donde fue Cyborg, ni más ni menos. Lo curioso y bizarro es que en Flash Forward daba vida a un personaje que acababa suicidándose… Desde 2010 era parte del reparto principal de Rizzoli & Isles, como el detective Barry Frost. Descanse en Paz.

La T3 de Rizzoli & Isles se está emitiendo actualmente en Calle 13 los miércoles a las 21:30h

Calle 13 estrenará la T4 el miércoles 2 de octubre

Jesús Usero.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK