Bueno, imaginamos que ha sido sin querer, porque en el caso de Tom Holland uno llega ya a pensar que no se trata de un despiste continuo del actor, sino de una estrategia muy bien planeada por parte de todas las partes en las que él queda como un despistado o como alguien que rompe las reglas para dar a los fans más información de la supuestamente debida. Pincha para leer más...