Michael Gandolfini, hijo de James Gandolfini, es el elegido para interpretar la versión joven del personaje que encumbró a su padre en Los Soprano.

Durante muchos años se especuló con la posibilidad de tener una secuela de Los Soprano a modo de película, o al menos alguna forma de volver a navegar por el universo de una de las mejores series de la historia de la televisión. Pero la muerte de James Gandolfini, quien fue Tony Soprano, protagonista y alma de la serie, parecían cerrar esa puerta. Hasta que David Chase decidió escribir The Many Saints of Newark como película.