Entretenido trabajo de reactivación de la serie original de televisión.

Me ha gustado más que la película de Caballeros del Zodíaco, entre otras cosas porque mide mejor su ritmo, es más corta, no prolonga innecesariamente la acción, como suele ocurrir habitualmente con el abuso de algunas series y largometrajes de anime, y además consigue hacer un buen homenaje a las características esenciales de la serie de la que parte, lo que sin duda despertará el aprecio de los seguidores de la misma, por la vía de la nostalgia.

Así pues me convence el regreso de Koji Kabuto y su Mazinger Z original, ya que, con todos mis respetos para los seguidores de las continuaciones y sobrexplotación a que ha sido sometido ese personaje con variantes, así como sus múltiples intentos de emulación en otros países, incluido Corea, sólo puede inspirarme el lema: “rechace imitaciones”. Afortunadamente es evidente que en este largometraje los propios gestores del mismo tenían claro que la clave de todo debía ser el retorno de personajes y características definitorias de la serie original, lo cual aplaudo. Pienso que la película sirve bien como homenaje y reactivación de las fábulas de robots gigantes del maestro Go Nagai.