Mine ***

Diciembre 27, 2016
Fabio Guaglione y Fabio Resinaro afrontan un arriesgado debut en la dirección con esta historia, constreñida en escenarios y personajes. Un trabajo donde Armie Hammer no consigue extraer la necesaria empatía, pese a su esforzada interpretación.

Un soldado en medio del desierto, quemado por la abrasadora solanera y congelado por el frío nocturno. El hombre no se puede mover, porque tiene la seguridad de que ha pisado una mina. Las horas pasan, y el rescate nunca llega. Estas son las coordenadas dramáticas y argumentales de una ópera prima extraña en una industria dada a los blockbuster, plagados de espectacularidad y efectos especiales.

Los Fabio (Guaglione y Resinaro) se atreven con un guion donde la omnipresencia de su protagonista (Armie Hammer) les obliga a realizar ejercicios de malabarismo escénico, con la esperanza de no cansar demasiado al personal. Lo que ocurre es que el resultado se aleja bastante de evitar las redundancias situacionales, con lo que el ritmo queda herido de muerte.