Hace apenas unos días, durante la promoción de su nueva película, Al Filo del Mañana, Tom Cruise ya nos adelantaba algo de la próxima entrega de su franquicia más rentable, Mission Impossible, que estrenará su quinta entrega en navidades de 2015, enfrentándose cara a cara al Episodio VII de Star Wars. Cruise comentaba que la película se rodaría en Londres, por ejemplo. Y ahora sabemos que Jeremy Renner repetirá su papel de la cuarta entrega, tal y como ha confirmado en una reciente entrevista con Yahoo, en la que se le preguntaba si estaría interesado en protagonizar la segunda temporada de True Detective, y el actor respondía que entre Los Vengadores, Mission Impossible 5 y la próxima entrega de Bourne, no tiene tiempo ni para respirar, mucho menos para una serie de televisión. A los dos actores se sumará también Simon Pegg, aunque no se sabe si Paula Patton o Ving Rhames regresarán para la próxima película.

Sabiendo esto, la nueva entrega de la franquicia se antoja cada vez más interesante, sobre todo si tenemos en cuenta que artística y económicamente la cuarta fue la mejor de la saga (lo de económica es un dato objetivo, lo otro es lo que yo opino). Pero por mucho que sea muy atractiva la presencia de Renner en la quinta película, no dejo de pensar si no ha llegado el momento de que el actor empiece a protagonizar sus propios grandes proyectos en lugar de ser secundario en películas como ésta o Los Vengadores, o ser la sombra de Matt Damon en los spin off de Bourne. Es decir, más películas en la línea de En Tierra Hostil, The Town o la próxima Kill the Messenger, o incluso Hansel y Gretel, donde era protagonista junto a Gemma Aterton. Porque es un grandísimo actor que merece más protagonismo.

Jesús Usero

©accioncine

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Jesús Usero