Una escena de acción con especialistas que salió mal y causó un grave accidente en el set de Mission Impossible 7 en Reino Unido ha obligado a paralizar el rodaje de la película de nuevo.

      Tras meses en el dique seco, después de ser la primera superproducción que alteró sus planes de rodaje debido al coronavirus en febrero, Mission Impossible 7 se las prometía muy felices con la nueva normativa de Reino Unido que permitía volver a rodar en el país bajo una serie de condiciones laborales de seguridad y sanidad que se esperaban enormes. Junto con otras películas como Animales Fantásticos 3 o The Batman, la película había empezado a funcionar y su rodaje había dado comienzo en Reino Unido, pero ahora un nuevo problema ha hecho que la producción se detenga inesperadamente hasta nueva orden, lo que no sabemos cuánto tiempo supondrá, según ha informado el diario británico The Sun y han recogido los outlets de noticias de Hollywood.