El Quinto Poder ***

Octubre 15, 2013
Asumámoslo, las luces y las sombras de Assange son lo que le convirtieron en un personaje tan fascinante. El hecho de que estuviese dispuesto a sacar a la luz verdades que nadie más quería ver, al mismo tiempo que se enfrentaba a gobiernos, bancos y corporaciones simplemente por el hecho de sacar la verdad a la luz, o por notoriedad, pero sin miedo a las repercusiones que pudiesen tomar contra él. Y al mismo tiempo un tipo que es acusado de abusar sexualmente de una mujer y buscado por la justicia sueca por ese hecho. O capaz de liberar toda la información sin editar ni alterar, poniendo en peligro la vida de muchas personas sólo por seguir su agenda. Peligroso, terrible, empeñado en la verdad… pero mentiroso, a fin de cuentas (el tema del pelo es de lo mejor de la película, recuerda al Joker de El Caballero Oscuro con sus cicatrices contando el origen de las mismas).