Vamos con una de esas películas que te dejan mal sabor de boca y no precisamente porque sea mala, es un peliculón en toda regla, deja mal sabor de boca porque hay muchas cosas que ves que se están repitiendo (cuando termines de ver la película, si no te has dado cuenta antes, me entenderás).

Esta película de Spike Lee, nos muestra la “América” de los años setenta, donde los afroamericanos comienzan a luchar por sus derechos e integrarse en la sociedad, nos cuenta la historia de Ron Stallworth (Jhon David Washington) y Flip Zimmerman (Adam Driver), en otras palabras la historia real de un policía negro y un judío que se infiltraron en el Ku Kus Klan.

Al César lo que es del César y lo mío es comentar las películas desde un punto de vista didáctico.