Aunque algunos lanzaron las voces de alarma el pasado viernes antes de que salieran cifras oficiales, imaginando que Proyecto Rampage, la adaptación del videojuego (muy, muy libre) protagonizada por Dwayne Johnson, iba a recaudar bastante menos de lo esperado, finalmente la sangre no ha llegado al río y las alarmas parecen injustificadas. La película ha cumplido con las expectativas y goza de una muy buena salud en su estreno, convirtiéndose además en el mejor estreno de una película basada en un videojuego en mucho tiempo, y con posibilidades incluso de alcanzar los 100 millones en Norteamérica si gusta y convence, que no lo tiene fácil. Dwayne Johnson se confirma como la estrella de cine más rentable en estos momentos, y sigue la buena racha, con una película que ha recaudado 34,5 millones en tres días, con un presupuesto de 120 millones de dólares. La película además ha conseguido un gran arranque en el mercado internacional, potenciado por las cifras en China donde este tipo de producciones funcionan a las mil maravillas, y suma otros 114,1 millones para un total de 148,6 en su estreno.