100 días después del cierre, este lunes los cines franceses han vuelto a abrir sus puertas y los aficionados estaban esperando para poder volver a las salas del país vecino.

    Pese a que la taquilla ha sido liderada un fin de semana más por Corea del Sur, con una cifra bastante conservadora que demuestra que los espectadores quieren nuevos estrenos, la noticia, como ha señalado Deadline, está en Francia, donde después de 100 días de cierre obligatorio, las salas volvían a abrir en el país galo. El cien vuelve a Francia y los espectadores estaban deseándolo. Al contrario que en España, donde la apertura de salas ha sido más escalonada y las grandes capitales todavía esperan la apertura de la mayoría de sus cines, en Francia ha sido algo más directo. Las normas de distanciamiento social son similares, pero la mascarilla no es obligatoria, aunque sí recomendable, y el aforo del 50% es simplemente una guía, no una obligación para los cines. Aun así, en el MK2 Bibliothèque de París, figuras de tamaño natural de Los Minions ocupaban las butacas que los espectadores no debían ocupar…