The Congress de Ari Folman era una de las películas más esperadas de Sitges 2013. Y es que los atractivos del filme no eran pocos: Se inspira en la novela The Futurogical Congress del escritor polaco Stanislaw Lem (cuya Solaris ha sido llevado, con acierto, dos veces a la gran pantalla), dirige el responsable de la celebrada Vals con Bashir, Ari Folman, tiene en el reparto a actores como Robin Wright, Harvey Keitel o Paul Giamatti, y parte del largometraje es una explosión colorista de animación. No obstante, el resultado no es todo lo satisfactorio que debería: Lo mejor, los primeros minutos que reflexionan sobre el crudo mundo de Hollywood (donde envejecer, y más en el caso de las mujeres, no se perdona) y en ellos vemos a Robin Wright haciendo de sí misma (y a la que casi se le exige que eternamente sea la bella Buttercup de La princesa prometida), Harvey Keitel como su agente y Danny Huston convertido en un ejecutivo de Hollywood (de los estudios Miramount), que le ofrece el (último) contrato de su vida (del que está bastante necesitada). Tras él ya no tendrá que volver a actuar, ya que su cuerpo, su voz, sus gestos, serán escaneados y digitalizados para introducirlos en futuras películas (ya se ha planteado más de una vez hacer algo parecido con imágenes de actores ya fallecidos como Humphrey Bogart o Marilyn Monroe). Si acepta, su carrera artística habrá concluido (y podrá dedicarse, por ejemplo, a cuidar a su hijo que padece retinosis pigmentaria), pero se inicia la de una nueva Robin Wright digitalizada (que nunca pasará de tener treinta y tantos años) y que actuará en largometrajes que ella nunca hubiera protagonizado, incluso de ciencia ficción. Tras este arranque prometedor y en el momento que se pasa a la parte animada, cuando Wright se dirige a un congreso convocado por Miramount (y que pretende convertir a ésta en una sustancia de consumo popular), el filme entra en un periplo delirante del que lo más interesante sin duda es ver (en dibujos animados) a Tom Cruise, John Wayne, Frank Sinatra, Picasso, Frida Kahlo o Michael Jackson.

Santiago de Bernardo

Trailers

The Congress

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK