Renaceres ★★★

Diciembre 17, 2020

Crítica del documental Renaceres

Un relato sobre la humanidad en medio de la pandemia. Renaceres no es un documental al uso, ni mucho menos.

      Ni tampoco es una película de ficción. Es un híbrido entre imágenes reales grabadas durante el confinamiento y la intención mucho más poética e introspectiva de su director, Lucas Figueroa, de hacer algo que perdure en el recuerdo. Una memoria histórica de un hecho único, pero al mismo tiempo un repaso muy humano de lo que somos, fuimos y seremos. No quiere analizar lo sucedido en la pandemia, sino revisar dentro de nosotros, lo que nos afecta en los más íntimo, y cómo eso puede alterar el rumbo de una ciudad, sin dejar nunca de analizar las imágenes de esa Madrid abandonada prácticamente, con todo el mundo encerrado en sus casas.

El actor y productor estalló durante el rodaje de la última entrega, contra un par de trabajadores que no respetaron las medidas de seguridad y el audio de su enfado llegó a todo el mundo.

      Como todos ya sabemos, gracias al periódico The Sun, Tom Cruise estalló recientemente contra un par de trabajadores de Mission Impossible 7 porque estos no respetaron las medidas de seguridad, en concreto el distanciamiento, y se encontraban a menos de dos metros de distancia trabajando en un ordenador. El enfado de Cruise fue de proporciones épicas, y alguien tuvo a bien grabarlo y hacérselo llegar al diario británico. La escena tiene varios componentes que han dividido a la opinión pública, que está entre aquellos que comprenden el comportamiento de la estrella y lo apoyan debido a la gravedad de la situación con el coronavirus, y los que consideran que Cruise se ha excedido en sus capacidades y ha obrado mal con esa violencia verbal que manifiesta mientras abronca a sus trabajadores.

El análisis de los expertos indica que la taquilla en España se ha desplomado con pérdidas superiores al 70%, más aún si sólo se compara el espacio de tiempo de la pandemia.

      La gente de taquillaespana.com se han encargado de analizar el estado de la taquilla española en lo que llevamos de año y, como era de esperar, las cifras no son nada buenas. A 29 de noviembre, con sólo un mes por delante y la esperanza de al menos tener una decente campaña navideña, las cifras son terroríficas tal y como han señalado nuestros compañeros, al compararlas con 2019. De los 574 millones de euros recaudados hasta esta fecha en 2019, ahora nos encontramos con 163 millones de euros, lo que supone un 71,6% menos que el pasado año. Pero la cifra todavía es mucho más grave, como no podía ser de otro modo, si la miramos de cerca y nos percatamos del impacto que ha tenido la pandemia en el mercado de exhibición. Desde el inicio de la pandemia a la semana 48, la del 29 de noviembre, este año se han recaudado 60 millones de euros. En 2019 la cifra fue de 462 millones.

La evolución de la segunda ola de la pandemia y el cambio de situación en diversos lugares de nuestro país, han despoblado el mes de noviembre de estrenos en las últimas horas.

La pandemia sigue siendo el principal motor de la industria del cine. Pese a una tibia recuperación entre julio y agosto con estrenos como Tenet y Padre no hay más que uno 2, las salas han visto cómo todos los grandes blockbusters se movían incluso a 2021, dejando un panorama bastante complicado en los meses de octubre y noviembre. Un panorama que ha vuelto a complicarse un poco más con los recientes cambios, donde películas que podían haber aprovechado la ausencia de grandes estrenos para hacer buenas cifras, han empezado a cambiar también sus fechas de estreno. El motivo es claro, el nuevo estado de alarma con toque de queda que ha reducido los pases en las salas, y, por supuesto, el cierre de los cines en Catalunya, uno de los mercados más importantes de nuestro país. El mes de noviembre cada vez parece más desolado y con menos estrenos. Algunos de los cambios que hemos visto son

Durante estas semanas ha corrido la noticia de que la persona que dio positivo en el test fue Robert Pattinson.

      The Batman, el nuevo acercamiento al superhéroe de DC a cargo de Matt Reeves, ha vuelto al rodaje en Reino Unido después de que un miembro del elenco diera positivo en coronavirus. Cuando la película suspendió su producción el pasado 3 de septiembre, Vanity Fair informó que Robert Pattinson, quien encarna a Bruce Wayne/Batman, fue quien dio positivo, aunque desde Warner Bros. no han querido desvelar su identidad.

El actor y director Mel Gibson estuvo ingresado durante una semana en el hospital tras infectarse de coronavirus a principios de este año, según han informado sus representantes al Daily Telegraph de Australia.

     En declaraciones al periódico australiano, un representante del actor confirmó: “Dio positivo en abril y pasó una semana en el hospital. Fue tratado con el medicamento Remdesivir mientras estaba en el hospital, y ha dado resultados negativos en numerosas ocasiones desde entonces, así como positivos para los anticuerpos”. El Remdesivir se fabrica en los Estados Unidos y en su momento el presidente Donald Trump se jactó de que el país había comprado casi todo el suministro mundial de este medicamento.

Hong Kong Disneyland, que reabrió el 18 de junio, y los cines, que lo hicieron a principios de mayo, volverán a cerrarse debido a que las autoridades han implementado medidas de bloqueo más estrictas.

     La noticia del cierre del parque temático llega solo dos días después de que Disney decidiera reabrir Disney World en Florida, a pesar del aumento de casos positivos de COVID-19. La compañía ha estado intentando reabrir gradualmente sus parques, que son una importante fuente de ingresos, pero también ha estado en el punto de mira de los funcionarios de la salud y de los líderes políticos, que luchan por implementar soluciones que frenen la pandemia.

     Hong Kong hizo frente al coronavirus en enero, con el cierre de escuelas y negocios. Los datos comenzaron a ser alentadores a partir de mayo, hasta el punto de que desde el 13 de junio hasta el 5 de julio, no hubo infecciones transmitidas localmente por COVID-19, según las autoridades. "A menos que tengamos una vacuna efectiva que pueda ser ampliamente utilizada en el país, es posible que tengamos que coexistir con el virus por un período de tiempo", dijo el lunes la jefa ejecutiva de Hong Kong, Carrie Lam, en una conferencia de prensa, según informó Reuters.

El actor ha sido tajante respecto al uso de mascarillas en espacios públicos, debido a la reciente polémica en Estados Unidos, y llama imbéciles a quienes no las usen por temas políticos.

    El actor Arnold Schwarzenegger está más que concienciado con los temas sociales y con el tema del covid. Aunque no sólo con ellos. Hace unas semanas resurgía un video contra los nazis que publicó hace años y que de nuevo se hizo viral, y ahora su respuesta a la obligatoriedad del uso de mascarillas en espacios públicos es igualmente sensata y tajante. El tema del uso o no uso de las mascarillas en USA se ha convertido en un tema político y el último ejemplo se ha vivido en California, donde el gobernador del estado (cargo que recordemos ostentó el actor también) ha hecho obligatorio el uso de mascarillas en espacios públicos excepto para niños pequeños, personas con problemas auditivos o personas con alguna condición médica. La polémica ha saltado entre quienes lo ven lógico y quienes no.

El thriller Songbird podría ser la primera película en filmarse en Los Ángeles durante el confinamiento.

    Es de los últimos directores que apostaríamos por ver inmersos en un thriller sobre la crisis del coronavirus, pero lo cierto es que el director y entusiasta de la pirotecnia Michael Bay también es de los pocos que están tan locos como para arrancar un rodaje en las próximas cinco semanas. Según informa Deadline, el director californiano ha firmado para ser uno de los productores de Songbird, una película dirigida por Adam Mason y coescrita junto al guionista Simon Boyes. La historia, que está ambientada en 2022, se centra en cómo la crisis global se ha agravado después de que el coronavirus haya conseguido mutar y volverse más letal tras llevar a cabo diversos bloqueos y extremar las medidas de confinamiento.
 

La pandemia ha causado estragos, pero más allá de la apertura de la salas de cine, las distribuidoras empiezan a preparar su calendario de estrenos a partir de finales de junio.

    La fecha clave es el 26 de junio, momento en el que ya encontramos estrenos y reestrenos legendarios en el calendario. Es el momento en el que los distribuidores parecen ponerse definitivamente en marcha y comenzar una serie de estrenos programados ya para activar la taquilla y devolver el interés de la gente por volver al cine, con una mezcla de clásicos maravillosos y de películas nuevas que interesen a la audiencia y que nos llevará a los dos grandes estrenos del mes de julio, si todo sigue por este camino. Dos grandes estrenos que son los que más podrían alterar su curso en los próximos días porque el resto, parece que vuelve a los cines a partir de ese 26 de junio, fecha esperadísima y que podría ampliarse en las próximas horas, ya que muchas distribuidoras podrían añadir nuevos títulos.
 
Página 1 de 3