Crítica de la película La mujer del espía

Kiyoshi Kurosawa compone una inspirada película de amor y secretos gubernamentales, con el inicio de la Segunda Guerra Mundial como marco histórico.

      No resulta muy frecuente que la cinematografía japonesa reproduzca las bestialidades cometidas por el ejército nipón, contra las poblaciones de los territorios ocupados durante los años previos a la entrada del país del Sol Naciente en la Segunda Guerra Mundial. Un pasado cruel y genocida, que cineastas como el chino Zhang Yimou y el canadiense Roger Spottiswood sí se han encargado de escenificar, en Las flores de la guerra y Los niños de Huang Shi, respectivamente. Por eso es especialmente significativa esta obra grabada por Kiyoshi Kurosawa, quien recuerda el papel de aquellos compatriotas de Kenji Mizoguchi que intentaron contar lo que las tropas del emperador Hirohito estaban provocando en el conflicto entre China y Japón.

Crítica de la película A todo tren, destino Asturias

Nueva comedia familiar de Santiago Segura, tan efectiva como las anteriores.

      Con un conocimiento cada vez mayor, a mi modesto entender, del público a quien va dirigido este tipo de cine, Santiago Segura se embarca en su tercera aventura como director de cine familiar, tras las exitosas dos entregas de Padre no hay más que Uno, lo que lleva además a que sea la tercera película que estrena el cineasta y actor en tres años consecutivos en verano, prueba de su eficacia tras las cámaras y la excelente comunión con el público que tiene, donde la audiencia responde y lo hace llenando las salas para pasar un rato entretenido en familia, ni más ni menos. De hecho, el verano pasado se encargó él solo de salvar la taquilla…

Crítica de la película La guerra del mañana

A caballo entre la grandeza del género y la mediocridad.

      Una mezcla tan particular que lo que realmente parece es que nos encontremos ante tres películas dentro de una misma. Dos funcionan a las mil maravillas, pero la tercera es donde la película naufraga y nos ofrece un espectáculo menor, mediocre y digno de una tv movie, no de una superproducción en la que se han gastado cientos de millones de dólares (la película no ha sido barata y se nota). Ese tramo final nos deja la sensación de que la película podía haber sido grandiosa dentro de su género, una película de acción y ciencia ficción, pero no termina siéndolo. Quizá si hubiesen concluido la historia poco antes de las dos horas…

Crítica de la película Viuda Negra

Mereció la pena esperar: Una de las buenas de Marvel.

         Olvídense de la Capitana Maribel. Aquí volvemos a encontrarnos con el espíritu de las historias de Vengadores en toda regla. Viuda Negra se desenvuelve en un tono cercano al que marcó Capitán América: el soldado de invierno.

         Al margen de superhéroes, es una buena película de espías y acción, muy divertida, sin un momento de descanso, con personajes suficientemente sólidos para la tarea que se les ha encargado, con un prólogo bajo el reinado de la hija de Milla Jovovich interpretando a Natasha en fase infantil que marca el tono de desarrollo de personalidad propia de esta película sin la dependencia habitual de las películas de superhéroes que muestran otras producciones del estudio. A ver, hay elemento superheroico, pero domina claramente la personalidad de la protagonista decantando la historia hacia un territorio argumental y un tono que debería haber sido el que luciera en productos como las series Agentes de SHIELD y El halcón y el soldado de invierno, pero que ninguna de las dos alcanzó a desarrollar con la solidez con la que está desarrollado en este largometraje.

Crítica de la película Viuda Negra

Una de las mejores y más sólidas películas Marvel para un personaje en solitario.

      Porque, y es algo que también hemos comentado durante la crítica web de la película, hay una afición muy particular en Marvel por hacer que sus películas sean fiestas, eventos donde aparecen personajes de todo tipo e índole, restándole peso y protagonismo al personaje central. Pasa en El Soldado de Invierno y Civil War, en las dos de Spider-Man, en Thor Ragnarok e incluso en las que están por venir, como Doctor Strange 2. Y, a veces, se disfruta mucho con aventuras en solitario que, como el caso de esta, se vertebran como películas en sí mismas, mucho menos ligadas al gran plan universal de Marvel. Más independientes y libres. Eso las hace distintas, también. Como Doctor Extraño, Black Panther o las tres de Iron Man.

Crítica de la película Fast & Furious 9

Tan disparatada y desvergonzada que es imposible no disfrutar con ella. 

      Eso sí, no busquen el guión por ninguna parte porque no está ni tampoco se le espera. De hecho, viendo la película y revisando lo que nos encontrábamos detrás de sus imágenes en lo que imagino (de verdad que lo imagino) sería un guión escrito por dos personas, una de ellas el director Justin Lin, me preguntaba hasta qué punto les importaba lo más mínimo que la película tuviese algún tipo de coherencia. Si me permiten la frase vulgar, los guionistas cumplen aquello de “menos vergüenza que un gato en una matanza”. Es el principal rasgo del guión, hasta el punto de superar en sentido a cualquiera de las entregas de la saga. Que en su título en español, tras sólo 9 películas, nos recuerda que es La Saga Fast and Furious.

Crítica del documental Un blues para Teherán

Documental de viaje y catarsis a través de la música y la imagen.

         En estos tiempos de pandemia sin viajes que atravesamos, Un blues para Teherán abre una ventana para quitarnos la mugre de los prejuicios y aparcar el lastre de las expectativas previsibles respecto al cine que queremos ver. Toca arriesgarse para encontrar y disfrutar algo diferente en una película de itinerario que se marca como objetivo entrar en Irán desde la puerta de las tradiciones musicales, mostrando la fusión de estilos en las mismas como herramienta para mantener vivas las variantes musicales que corren riesgo de desaparecer en un país donde lo antiguo y lo moderno viven en un delicado equilibrio de supervivencia.

Crítica de la película El robo del siglo

Ingeniosa y divertida, con un brillante reparto.

      Puede que no sea la historia más conocida para nosotros, pero el llamado Robo del Siglo en Argentina consiguió hace ya unos quince años acaparar todas las portadas y los informativos en Argentina. Ahora de la mano de Ariel Winograd, contando como coguionista de la historia con uno de los autores del robo, Fernando Araujo, y con un reparto liderado por dos leyendas de la interpretación en argentina, como son Guillermo Francella y Diego Peretti, nos llega una versión inspirada en la realidad de esa historia que nos llevará por los entresijos de aquel robo que puso en jaque a las fuerzas de seguridad y que dejó un final bastante abierto, como el de la propia película que ha inspirado esta curiosa historia.

Crítica de la película Hombre muerto no sabe vivir

Interesante propuesta con un fantástico reparto pero con un tono no siempre acertado.

       Ezekiel Montes es un director que no será un nombre conocido todavía para el gran público, pero lleva mucho tiempo levantando proyectos desde el sur de España como productor, director y guionista. Y cuando se trata de sus trabajos como director, en varias ocasiones ha demostrado un gusto por el cine negro, con criminales como protagonistas y con grandes dosis de violencia, que, salvando las distancias, evidentemente lo acercan a lo que hace Tarantino. Se ven las influencias, aunque la distancia sea enorme. Porque pese a su voluntad, empeño e incluso buen tino y acierto en muchas ocasiones, en otras la película descarrilla por completo y consigue que desconectes por completo de la historia.

Crítica de la película Fast & Furious 9

Sin lógica, sin guión, sin miedo: la más disparatada de la saga. 

         Vaya por delante que me ha gustado más que la anterior, a pesar de que ésta no tenga submarino. Muy entretenida. Sin ninguna lógica. Ni coherencia interna o externa. Sin más desarrollo dramático que ver cómo hacer que la siguiente secuencia de acción sea aún más disparatada que todo lo que hemos visto antes, en ésta y en todas las anteriores.

         Aplaudo a los artífices de esta gamberrada porque es eso, una gamberrada que en todo momento sabe lo que es, que en todo momento sabe lo que quiere ver la gente que va a pagar por verla, que en todo momento se toma a broma, que incluso pone a uno de sus personajes, Roman (Tyrese Gibson) a hacer preguntas incómodas sobre la falta de lógica de todas las aventuras que han corrido, a modo de espejo de las propias críticas a la saga y a esta película que se le puedan hacer en lo referido a verosimilitud.