Disney prepara una nueva adaptación de El Inspector Gadget en imagen real, tras la última serie de animación de Netflix, de la mano de los productores de Aladdin.

Una de las series de los ochenta que sin duda marcaron a toda una generación cuando hablamos de animación, fue Inspector Gadget, aquel peculiar policía acompañado de su sobrina Sophie, quien normalmente solucionaba los casos de su tío frente a MAD, y a aquel puño metálico que acariciaba a un gato como líder de la organización. El Inspector era una caja de sorpresas, un agente biónico lleno de gadgets que utilizaba siempre de la peor manera. Patines, brazos y piernas que se alargaban, un sombrero lleno de sorpresas (lo del cerebro ya si eso, otro día) o una gabardina inflable… Lo tenía todo, pero no era capaz de hacer nada con ello. Y en España además contó con la voz del genial Jordi Estadella.

¿Alguien creía que la fiebre de los remakes, precuelas, secuelas y similares iban a acabarse pronto? Sí, puede que de cuando en cuando alguna película no salga como esperaban y les dé un quebradero de cabeza en la taquilla, aunque con el caso de ciertos remakes cada vez se da menos el caso. Sobre todo cuando hablamos de Disney, que lleva una muy buena racha de taquillazos impresionantes a golpe de relanzar en imagen real sus película más conocidas (otra cosa son las secuelas de las mismas) de animación, como ha sido el caso de Oz, Cenicienta, Maléfica o las recientes El Libro de la Selva, la de mayor éxito de todas ellas, y Peter y El Dragón, que ha sido un modesto éxito, pero también ha costado bastante menos que las anteriores. Ahora, Disney ha anunciado a bombo y platillo un remake de El Rey León.