Interior. Leather Bar

James Franco, polifacético artista conocido por participar como actor en la saga de Spider-Man o en Oz, un mundo de fantasía de Sam Raimi, también ejerce habitualmente de director independiente. Y hoy se ha podido ver en Sitges 2013 una de sus últimas películas como realizador, Interior. Leather Bar, que ha dirigido al alimón con Travis Mathews, y que cuenta como ambos directores intentan recrear esos cuarenta minutos de la película de William Friedkin A la caza (1980) que fueron eliminados del montaje final (para así evitar la tan temida calificación X para el cine comercial) y que según el propio Friedkin fueron destruidos por el estudio que la distribuyó, United Artists. Cercano al (falso) documental, Interior. Leather Bar muestra escenas explícitas de sexo gay (que posiblemente nunca estuvieron en esos minutos censurados al original) y va en la línea de lo que menciona el propio Franco en la película, plantear la posibilidad de meter más sexo en el cine (de cualquier tipo), ya que para la violencia no hay límites. Y junto a este curioso e interesante filme se ha proyectado una cinta de fantasmas, Soulmate de Axelle Carolyn, que produce su esposo, el también director Neil Marshall (The Descent), y que nos cuenta cómo una joven violinista que ha perdido en un accidente de tráfico a su esposo y que ha intentado suicidarse, alquila una casa en el campo para buscar su camino, en el que se entrecruza un antiguo inquilino de la misma, lástima que esté muerto y le cause más de una molestia como fantasma que es. Otro entretenido largometraje, también independiente, pero de buena factura y apañados efectos especiales, ha sido The Machine de Caradog W. James, sobre un futuro no muy lejano en el que Occidente está enfrentado a China y se busca crear un supersoldado cibernético, primero con bajas de guerra y luego creando un ser artificial (pero con los conocimientos e inteligencia de una persona), en este caso con aspecto de mujer, que terminará rebelándose contra aquellos que quieren convertirla únicamente en una máquina de matar.

The Machine

Soulmate

Santiago de Bernardo

Trailers

Interior. Leather Bar

The Machine

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK