×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115

Crítica de la película Matar o Morir: Peppermint

Floja película de acción con guión propio de telefilme y Jennifer Garner desperdiciada.

Icónica para muchos espectadores por su papel en la seri Alias, Jennifer Garner no ha tenido mucha suerte con este retorno a las tramas de acción trepidante aunque ella cumpla con su cometido como repartidora de leña y aficionada a tirar del gatillo. No es ya que le pongan pelucón intratable incluso recordando los excesos capilares del amigo Nicolas Cage, es que el guión que le han enchufado tiene muchas vías de agua abiertas y en su conjunto todo en esta película la deja muy sola sin respaldarla en absoluto. Es pena porque tienen la película ahí, ahí, pero no han sabido verla. Y no parecen advertir sus debilidades.

La primera sin duda es que parece una película de otra época, como mínimo de diez años antes de que se estrene Atómica, por poner un ejemplo. Las secuencias de acción pueden tener un pase, pero lo que las respalda es demasiado tópico y vacío.

[Video] Crítica de la película MATAR O MORIR: PEPPERMINT por Miguel Juan Payán y Jesús Usero

Es uno de los telefilms más esperados del año, con un gran reparto encabezado por Rob Lowe, Ginnifer Goodwin, Michelle Tratchenberg, Will Rothhaar o Jack Noseworthy dando vida a John Kennedy, Jacqueline Kennedy, Marina Oswald, Lee Harvey Oswald y Bobby Kennedy respectivamente, en una producción de Ridley Scott dirigida por Nelson McCormick (The Stepfather, el remake de 2009) escrita por Kelly Masterson (Antes que el diablo sepa que has muerto), basado en el libro de Bill O’Reilly. ¿Y a qué se debe tanto revuelo? Pues a que se cumplen 50 años del asesinato de JFK en Dallas, Texas, el 22 de noviembre de 1963, y Cuatro y National Geographic van a conmemorar el evento con la emisión en exclusiva de la película para televisión además de otros interesantes contenidos.

En primer lugar, el próximo 17 de Noviembre a las 21:30, apenas unos días después de su estreno en USA, NGC emitirá en exclusiva a las 21:30h. Matar a Kennedy, un estreno que Cuatro hará en abierto el día 23 de Noviembre, el día siguiente al aniversario de la muerte de uno de los políticos más importantes del siglo XX. Pero no termina ahí lo que veremos de Kennedy en nuestras casas. Primero NGC tiene en la recámara dos documentales, JFK: Siete Días que Forjaron a un Presidente, que se emitirá el domingo 10 de Noviembre a las 21:30 y que repasa algunos de los días más importantes en la vida de JFK, desde su enfrentamiento televisivo con Nixon a la crisis de los Misiles de Cuba, y el lunes 18 de Noviembre a las 21:40h, JFK: El Día que lo Cambió Todo, que se centra en las 24 horas posteriores al asesinato del presidente. Además, la semana del 18 al 22 de Noviembre, el prime time del canal estará dedicado a la figura del Presidente Kennedy.

Por su parte, Mediaset prepara una cobertura multicanal del aniversario, a través de Cuatro, Energy y Divinity, que comenzará el próximo día 17 de Noviembre en Cuatro con el programa de Iker Jiménez Cuarto Milenio, dedicado a la figura del presidente asesinado, con preguntas y respuestas sobre las conspiraciones, los posibles motivos y la eterna pregunta de quién mató realmente a Kennedy. Además el periodista Roberto Arce ofrecerá en Noticias Cuatro diversas piezas informativas grabadas en Dallas sobre la figura de Kennedy. En Energy el sábado 23 de Noviembre podremos disfrutar de los documentales 10 Cosas que nunca supiste de JFK, JFK: Tres disparos que cambiaron América y JFK: Siete días que forjaron a un Presidente. Divinity en cambio emitirá los días 22, 23 y 24 de Noviembre un maratón con la más que interesante miniserie Los Kennedy, protagonizada por Greg Kinnear y Katie Holmes, centrada en la vida familiar y política de la familia, mientras que el sábado 23 será el momento de ver Las Mujeres de JFK, otro documental centrado en la relación de Kennedy con cuatro mujeres que no eran Jackie Kennedy.

¿Y qué podemos decir de Matar a Kennedy?
Pues que es un telefilm que perfectamente podría estrenarse en salas de cine. El esfuerzo económico para revivir la época en la que sucedieron los hechos es enorme y se nota el peso de un nombre como Ridley Scott detrás de la película. El reparto está sensacional, sin duda, pero sobre todo destacan dos nombres, Rob Lowe dando vida al difunto presidente, que consigue hasta replicar la cadencia en las palabras y los discursos de Kennedy, y una excelente Michelle Tratchenberg como la mujer de Lee Harvey Oswald. El rodaje en algunos de los lugares donde sucedió la acción y la reconstrucción de otros es sensacional y muchas veces parece que estamos viendo un documental de la época. No voy a desvelar, para no estropear a nadie la sorpresa, a qué teoría se apunta la película sobre la muerte del presidente. El mayor problema que tiene Matar a Kennedy, pese a su pulso narrativo, su ritmo, su reparto y que jamás aburre, es que se enfrenta a la comparación con monstruos como JFK o incluso películas no tan brillantes pero muy buenas como 13 Días. Y en esa odiosa comparación Matar a Kennedy prefiere apostar por el melodrama, con los problemas de las parejas protagonistas como un espejo, la una de la otra.

Todo un lujo para recordar una de las figuras más importantes y malogradas del siglo XX y sobre la que aún planean tantas dudas.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK