Ridley Scott regresa a los fundamentos de la saga con esta secuela superior a Prometheus. Claro que es un lío si nos ponemos a pensarlo, porque esto es secuela de lo que ya era una precuela, pero que tampoco encaja realmente como secuela de la película anterior, sino que tiene su propia personalidad, más cercana a los elementos de Alien y Aliens El Regreso, que a los de Prometheus. Como una especie de borrón y cuenta nueva que engarza de cierta manera lo visto en la película anterior, pero decide dar un paso adelante (o atrás, todo esto es un lío) y volver a los fundamentos de la saga, antes que contarnos lo que realmente prometía el final de Prometheus, que tenía más que ver con el encuentro con los ingenieros y el enfrentamiento entre la creación, nosotros, y los creadores. Parece como si la recepción de la película hubiese hecho a Ridley Scott plantearse en qué dirección quería él llevar la franquicia, y en lugar de explorar aquella historia, prefiere poner a los Aliens de nuevo al frente de la historia, convirtiendo la película en una aventura de terror y supervivencia que deja mejor sabor de boca que la anterior, pero a la vez tiene en parte sus mismos defectos.

Unos defectos que parten del guión. La continua sucesión de casualidades y de incorporaciones de información que no aportan absolutamente nada a la trama, siguen presentes. Los personajes, en su mayoría (si exceptuamos a los dos sintéticos interpretados por Michael Fassbender y a la protagonista humana, Katherine Waterston) son meros esbozos, bocetos sin concretar y de los que apenas intuimos suficiente información como para empatizar muchas veces con ellos (y con sus cuestionables decisiones), lo que hace que la historia incorpore porque sí en mitad de la acción, detalles que tenían que haber sido presentados previamente y que no aportan, más bien entorpecen. Sobre todo detalles de relaciones personales (matrimonios) que parecen sacados de la manga para hacer que cierto personaje nos importe en mitad de la historia. Un error que hereda de la anterior, pese a que en este caso el guión viene escrito por John Logan, un guionista que nos ha brindado recientemente Penny Dreadful y que escribió Gladiator en su momento, entre muchas otras. Ese aspecto del guión demuestra que la trama requería una vuelta de tuerca más, respecto a los personajes.

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp