Mostrando artículos por etiqueta: En llamas - AccionCine - Tu revista de cine y series

Crítica de la película Los juegos del hambre, en llamas.

Variante muy mejorada y superior a la película anterior. Me gusta más que la primera.

La primera no fue una sorpresa para los seguidores de la novela y para mi gusto se quedó algo por debajo de la misma, pero cumplió el objetivo de arrancar la serie en el cine. En mi opinión es en esa segunda película donde se refleja mejor el verdadero espíritu de las novelas de Los juegos del hambre. Cierto es que repite la misma fórmula argumental que su precedente, o muy parecida, pero con más recursos, tanto materiales, de presupuesto, como argumentales. Así que es como la versión 2.0 muy mejorada y claramente superior a la primera entrega. Es lógico, dado que una vez presentados los personajes pueden mover libremente la trama hacia un territorio más interesante, que en este caso es el de los juguetes rotos de la fama y el éxito, tan actual en una sociedad como la nuestra, que cada vez se parece más a la hortera y siniestra sociedad del Capitolio, con su tono superficial, vacío, ominosamente inútil, tan de nuestra época: todo exterior bonito, o como le dijo un personaje a otro en una serie francesa sobre Napoleón: pura mierda envuelta en medias de seda. Que la película arranque después del éxito, o mejor dicho, cuando el éxito empieza a pasarles factura a los protagonistas, devolviéndoles a una realidad gris y sin duda mucho más oscura y siniestra que la de la película anterior, obra a favor de esta segunda entrega proporcionándole un arranque mucho más sólido que en su desarrollo me ha recordado el fenómeno que se produjo en El imperio contraataca frente a La guerra de las galaxias: la segunda entrega no sólo es mejor que la primera, sino que explota mejor todos los elementos de su precedente dando como resultado una trama y un desarrollo de personajes mucho más sólidos. Comparte con la trilogía galáctica de Lucas en su primera y original salida a la cartelera (los episodios IV, V y VI) ese aire de serial del que se nutre para desarrollarse con mejor ritmo, ya que encontramos a los personajes ya sumidos en el centro de la aventura, y cuando acaba la película los acontecimientos se han precipitado sobre estos héroes de ciencia ficción juvenil con uniforme de neopreno de manera mucho más entretenida y con un final que deja suficientes flecos en el aire como para que nos entren ganas de empezar a ver la tercera película de inmediato, algo que debo confesar no me ocurrió con la primera entrega.

            Salvando todas las distancias, encuentro muchos puntos en común en el concepto comercial y narrativo que anima estas dos primeras entregas de Los juegos del hambre con los episodios IV y V de la saga de Lucas, incluyendo ese incremento de los héroes implicados en el argumento y el final totalmente abierto y con fragmentación del grupo.

            Además de empezar desde las cenizas del éxito y tratar con héroes rotos, lo mejor que tiene esta versión 2.0 de la primera entrega de Los juegos del hambre, es que ha reforzado bastante su elenco de secundarios dando más papel a Donald Sutherland e incorporando a Phillip Seymour Hoffman, Jeffrey Wright y Amanda Plummer. Calidad para respaldar a los protagonistas, que claramente, sobre todo en el caso de Jennifer Lawrence, están mucho más cómodos en sus personajes y les sacan más partido. Lawerence da vida a una versión interpretativamente más completa en esta segunda entrega sobre el boceto más limitado de la primera, aprovechando que su personaje está en una situación más compleja y moralmente ambigua. Gana también a su predecesora en las secuencias de acción y en un recorrido más amplio no sólo por el mundo exterior de la saga, los distritos, dando un telón de fondo a la peripecia de Katniss y Peta, sino también explorando y explotando mejor una nueva arena con nuevas amenazas y recursos. Por ejemplo hay un papel más claro para las tropas represivas del Capitolio lideradas por el comandante Thread interpretado por Patrick St. Esprit, que aparece poco pero deja una contundente huella en la audiencia.

            La parte más floja de la propuesta sigue siendo ese triángulo sentimental un tanto forzado en el que vive la protagonista, que no llega a ser un lastre porque está mucho más controlado y mejor tratado para cumplir con esa supuesta obligación de caer en el lugar común romántico que parecen arrastrar tras de sí estas producciones del género fantástico para jóvenes de nuestros días. Es en ese enredo romántico donde la ficción parece imitarse a sí misma y de repente el triángulo entre Katniss, Peta y Gale nos suena a montaje del mismísimo Capitolio.  Afortunadamente el director no deja que esta especie de recurso dramático de obligado cumplimiento para explotación de la película entre adolescentes le estropee el espectáculo de ciencia ficción (género del que esta segunda entrega tiene elementos más abundantes), aventuras e intriga.

            Otro punto flaco es que finalmente el enfrentamiento en la arena con los profesionales, ese del que Haymitch, el personaje interpretado por Woody Harrelson, promete en el diálogo: “El año pasado fue un juego de niños. Este año os enfrentáis a asesinos”, se queda algo corto. Hay poco cuerpo a cuerpo, aunque esa parquedad quede compensada por el tono más siniestro que aportan otras amenazas preparadas por el Capitolio para acosar a estos gladiadores perdidos a medio camino entre la ciencia ficción y el western. El otro factor que compensa esa falta de enfrentamiento físico más directo es la incorporación de Jena Malone en el papel de Johanna Mason, la chica del hacha, que hace amplio despliegue de carisma y se gana un papel muy destacado entre las nuevas incorporaciones al reparto de esta segunda entrega.

            Resumiendo para terminar: más divertida que la primera. Con más medios que la primera. Mejor y más interesante que la primera. Salvando todas las distancias (la saga original de Lucas era mejor), es para la saga de Los juegos del hambre lo que en su momento fuera para la saga de Star Wars El imperio contraataca, con la que coincide en un final abierto impactante que nos deja con ganas de más.

Miguel Juan Payán

 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Joshua Ryan Hutcherson, Josh Hutcherson para sus seguidores, vuelve al papel de Peta Mellark en Los juegos del hambre: en llamas, en un personaje más maduro que el de la primera entrega y que le ha abierto nuevas puertas en su carrera profesional como actor. Pronto le veremos interpretando el papel de un surfista metido en líos con el narcotraficante Pablo Escobar en Paradise Lost, que protagoniza junto a Benicio Del Toro, así que es obligado preguntarle qué espera de su carrera a partir de este momento de popularidad que ahora disfruta. La respuesta: “Estoy muy emocionado de haber podido estar en estas dos entregas de Los juegos del hambre. Las películas van mejorando. Esta es aún mejor que la primera y eso es algo que me hace feliz. En cuanto a lo que quiero hacer en el futuro, como actor siempre quieres probar distintos personajes, hacer cosas nuevas, pero además me gustaría probar como guionista, director e incluso productor”.

Para Hutcherson las dos escenas más difíciles de la película fueron el combate con el mono y la cornucopia. “Tardamos siete días en rodar la pelea con el mono, aunque en el libro sólo ocupa una página y media. Fue algo bastante difícil por los efectos visuales, por la coreografía, y muy agotador. Luego la escena con la cornucopia, que daba vueltas a 25 millas por hora. Estar agarrados a eso fue bastante difícil y también muy agotador”.

Miguel Juan Payán

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Página 1 de 3

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp