Miguel Juan Payán y Jesús Usero cogen la mochila para visitar el Cementerio de Sad Hill al que pudimos acceder a través de un sendero pedregoso.


Este lugar cercano al Monasterio de Silos (Burgos), que consta de más de 5.000 cruces simulando un cementerio circular, fue construido por el Ejército español en 1966 para el rodaje de la escena final de la película El bueno, el feo y el malo dirigida por Sergio Leone. Tras el rodaje de la película el lugar fue abandonado y poco a poco deteriorándose pero en el año 2015 la Asociación Cultural Sad Hill decidió recuperarlo mediante una campaña de crowdfunding restaurando las cruces que estaban podridas por el lodo.

Add to Flipboard Magazine.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler