Oxígeno ★★★

Mayo 11, 2021

Crítica de la película Oxígeno

Buen thriller de Alexandre Aja que, sin embargo, no llega a impresionar

      Aja siempre responde cuando se pone tras las cámaras, con una solidez narrativa ejemplar en casi todos sus proyectos, ya sea una película de terror con cocodrilos, una de maldiciones con mucho humor negro o la historia de una mujer que despierta encerrada en una cámara criogénica. Pero, de un tiempo a esta parte, ya no encontramos la brillantez deslumbrante que le convirtieron en uno de los cineastas que parecían dispuestos a cambiar el panorama del fantástico actual. Su cine entretiene y es sólido, pero lejos quedan Alta tensión, Las Colinas tienen ojos o incluso el humor descacharrante y absurdo de Pirañas 3D. Es algo que se nota en Oxígeno, una película entretenida, pero que no ofrece absolutamente nada nuevo…

Por tiempo limitado y a través de un canal de Youtube, Universal permitirá a la audiencia disfrutar de algunos de sus clásicos de terror, como Drácula y Frankenstein, desde el 15 de enero.

      No es que sean difíciles de conseguir en el mercado, donde se dispone de unas ediciones de lujo de algunas de las mejores películas de terror que la Universal produjo en los años 30 y 40, que además son clásicos del género y contienen a algunos de los personajes más imprescindibles de la historia. Pero en los tiempos que corren, mucha gente sólo utiliza los servicios de streaming, por eso la idea de Universal parece más que interesante y seguro que más de uno puede aprovechar para ver los clásicos más importantes del cine de terror, incluyendo Drácula o Frankenstein. No sabemos si se podrá ver subtitulado al menos o al menos en VO.

Host ★★★

Enero 07, 2021

Crítica de la película Host

Simpática muestra de terror rodada durante la pandemia.

      Una de las pruebas de que en tiempos de necesidad el ingenio siempre genera formas de reinventarnos y de reinventar el arte. En este caso una película rodada desde casa, con mucho ingenio, en mitad de la pandemia y sin que los actores o el equipo mantuviese ningún tipo de contacto, todo a través de cámaras web que nos muestran lo que están sufriendo los personajes protagonistas y todo lo que pasa en tiempo real. Y muchos han creído ver en esta historia una muestra de originalidad sin medida, algo nunca antes visto. No quiero ser yo quien pinche el globo, y me parece que la idea de Host es buena y está bien ejecutada, pero la película es cualquier cosa menos original…

Crítica de la película Underwater

Sorprendente homenaje al género de terror bajo el agua.

De donde no esperábamos absolutamente nada, como mucho un descalabro como pudo ser Life, nos encontramos con una película que aprovecha muy bien algunos de los elementos con los que cuenta desde su inicio. Un buen reparto, lleno de rostros conocidos y buenos actores y actrices, un interesante punto de partida, y una localización inmejorable para la historia, el fondo marino. Oscuro, siniestro… pocas personas no sienten un escalofrío al pensar en la profundidad del océano, donde no llega la luz del sol y la oscuridad es absoluta, y donde, realidad o no, nuestras pesadillas, los mayores monstruos pueden hacerse realidad. La película sabe usar ese espacio para generar tensión y hacer que crezca poco a poco a lo largo del relato.

Una estación de trabajo situada en el fondo de la fosa de las Marianas, a casi 7 millas de profundidad, donde una empresa está perforando para obtener materiales del fondo marino. Un terremoto provoca un desastre que permite a algunos huir pero deja encerrados e incomunicados a un pequeño grupo de supervivientes que tendrá que embarcarse en una peligrosa aventura para sobrevivir. Aunque, lo que no saben, es que quizá no estén solos ahí abajo… Noventa y cinco minutos sólo de duración para una película que ni siquiera nos deja aburrirnos y que cuenta con un sólido y competente reparto para defender la historia, apañada, correcta, con demasiados clichés y algún momento absurdo que se repite, pero también con curiosos detalles y un giro final muy jugoso.

La película será la segunda que estrene el director James Wan en 2020, tras la quinta entrega de Insidious, de la que también se ha hecho cargo, y antes de ponerse con Aquaman 2.

Tras el magnífico resultado de Aquaman muchos esperaban que James Wan, su director, se pusiera directamente al frente de la secuela de la película de DC, algo que hará pero, por el camino, ha dirigido dos películas de terror ni más ni menos. Por un lado en mayo nos llegará la quinta entrega de la saga Insidious, The Dark Realm, que supone el regreso del autor a la franquicia a la que él dio origen con las dos primeras entregas. Curiosamente su regreso para esta quinta entrega y la siguiente película, supone que Wan no se encargue de The Conjuring o Expediente Warren 3. Y aquí hablamos de la quinta película… mientras que The Conjuring son dos de las películas de terror más taquilleras de los últimos años (no hablamos de los spin off).

Crítica de la película Infierno bajo el Agua

Sin lugar a dudas, Infierno bajo el Agua es una de las más gratas sorpresas del verano..

Alexandre Aja es un director más que conocido por el fan del cine de terror y de género, que nos dejó impresionados con Alta Tensión, por ejemplo, para luego dar el salto a Estados Unidos y aprovechar la moda de los remakes de cine de terror para brindarnos tres de los mejores, la sorprendente Las Colinas tienen Ojos, la muy cuidada Reflejos, y la hilarante y desvergonzada Piraña 3D. Luego llegó Horns, también interesantísima, y la más oilvidada La Resurrección de Louis Drax. Y con Infierno bajo el agua vuelve al terror puro, al miedo como principal motor narrativo de la película, por encima del guión y de la historia que quiere contarnos…

Una historia tan sencilla como imposible. Una joven, nadadora profesional, vuelve a casa de su padre durante un huracán de clase 5, para buscarle. Pronto se encontrará junto a él en un sótano que se inunda poco a poco, rodeada de caimanes con ganas de convertirles en la merienda. Desde el minuto uno al último, sabemos que para que la historia siga adelante, los personajes deben tomar todas las malas decisiones posibles. Todas. Si arriba es la vida y abajo la muerte, los personajes siempre irán abajo. Si no la película duraría cinco minutos o menos… Por ejemplo, cuando la protagonista llega a casa de su padre y le encuentra inconsciente tras el asalto de un caimán… quien misteriosamente ha decidido perdonar la vida al personaje… O cuando deciden tomar un camino que claramente dirige a más peligro en lugar del que finalmente deben tomar cuando el primero se muestre una mala idea…

El primer servicio OTT (canal de televisión via streaming por internet) sobre películas de terror, ya ha aterrizado en España.

Al zambullirnos en su catálogo nos encontramos películas recientemente galardonadas en diferentes festivales, como Nocturna Madrid, el Festival de Sitges, Fancine Málaga, la Semana del Terror de Donostia, Fantasporto, el NYC Horror Film Festival o SXSW; películas dirigidas por cineastas imprescindibles del género como John Landis, Nacho Vigalondo, Nicolas Pesce, Alexandre Bustillo, Julien Maury, Tomás Alfredson, Charles Band, Tobe Hooper o Tom Six; y verdaderos clásicos de culto e iconos del género como ‘La noche de los muertos vivientes’, ‘El péndulo de la muerte’, ‘El foso y el péndulo’, ‘La mansión de los horrores’ o la saga ‘Puppet Master’.

Crítica de la película The Prodigy

Pese a la utilización de numerosos trucos, Nicholas McCarthy consigue mantener el pulso terrorífico.

Música estridente para enfatizar los sustos, escalones con cristales rotos y luces apagadas, transformaciones anunciadas, y miradas de las que hielan la sangre; tales elementos son los utilizados por el cineasta Nicholas McCarthy para elaborar la atmósfera malsana que se respira desde el primer fotograma de The Prodigy.

La trama, aunque ingeniosa, no deja de resultar un tanto recurrente en las películas del género de las posesiones psicopáticas. La historia comienza con la escapada de una chica en una noche oscura. La muchacha presenta la amputación de una mano, y reclama la ayuda de un conductor. Cuando llega la policía al lugar donde esta se hallaba retenida contra su voluntad, un hombre desnudo hace intención de atacar a las fuerzas del orden, con la mano de la víctima empuñada falsamente como una pistola. En el momento en que los agentes abaten al tipo (ojo al cuidado que pone el director para que los cañones de las escopetas oculten los genitales del señor), una mujer alumbra a un bebé en el hospital. Por razones del destino sobrenatural, el alma del asesino anida en cuerpo del pequeño; y, en este embalaje de huesos y carne, el criminal procurará finalizar lo que dejó inconcluso.

Eliminado: Dark Web ★★

Diciembre 23, 2018

Crítica de la película Eliminado: Dark Web

Artificial intento de embutir el subgénero slasher dentro de una pantalla de ordenador.

En 2015, el cineasta Levan Gabriadze asustó a los espectadores con Eliminado: una película construida a partir de las nuevas tecnologías digitales; en la que la acción estaba dividida en múltiples pantallas, correspondientes a los portátiles de los protagonistas.

La supuesta novedad de esta obra estribaba en la planificación escénica, limitada a lo que puede captar una webcam; mientras los personajes eran asesinados por una fuerza indefinida.

Tal fórmula argumental y artística sustenta la secuela de Eliminado: una suerte de espectáculo circense de naturaleza cibernética, en el que Stephen Suso introduce la trama tangencial de una organización criminal, que se dedica a acabar con la vida de incautas víctimas a las que hackean sus dispositivos electrónicos.

Cadáver ★★

Noviembre 28, 2018

Crítica de la película Cadáver

Reiteración de lugares comunes en un terror que no descubre nada nuevo.

Quizá el argumento de este largometraje funcione mejor en clave literaria, como cuento corto de terror, pero para impresionar desde la pantalla le faltan mimbres. Y le falta más personalidad para encontrar su propio camino en la propuesta. Vive de los lugares comunes del género. Cultiva el tópico. Se arriesga poco o nada. Y además equivoca algunos procedimientos clave de la propuesta. Me refiero, y no es spoiler, a la manera en que procede el “monstruo” o “amenaza”, en definitiva, el “agente del caos” a la hora de atacar a sus víctimas. Estamos ante una forma que demasiado pronto pierde su capacidad para intimidar y se convierte en una prima lejana de la Criatura Gollum de El señor de los anillos y el Hobbit. Y así, miedo poco o nada. La suya es además una forma de matar que tal como se presenta visualmente remite más a superpoder mutante que a la inquietud paranormal. Procedimiento de película de supervillanos aplicado al terror se traduce en distanciamiento del espectador. Número equivocado. Y lo tenían relativamente fácil para haber sacado algo más inquietante o por lo menos perturbador. Pero sistemáticamente a la horas de elegir entre intriga y tensión creciente en la puesta en escena optan por tirar de pirotecnia visual y abrazar la acción. Así pierden al espectador-socio que fabrique su propia inquietud viendo la película para tener un espectador-pasivo que simplemente asiste a la función y no llega a llevarse tampoco muchos sustos. La incapacidad para provocar sobresaltos con este tipo de argumento es notable y deja en evidencia las limitaciones de la película incluso en su propio campo de juego.

Página 1 de 3