Warnermedia anuncia que “La Liga de la Justicia de Zack Snyder” estará disponible en compra el 1 de abril y en alquiler el 15 de abril.

Cuatro años después, el director Zack Snyder regresa al Universo Extendido de DC para completar su visión. 

      “La Liga de la Justicia de Snyder” estará disponible para compra el 1 de abril en las plataformas digitales: Apple TV, Rakuten TV, Google Play, Amazon Prime Video, Microsoft y Sony. También estará disponible en alquiler el 15 de abril en las plataformas digitales anteriormente mencionadas y en Movistar +, Vodafone y Orange.

¿Cómo sería el futuro de los personajes de la DC en el cine si ese universo lo continuara desarrollando Zack Snyder?

         Es la pregunta que se hacen todos los aficionados y no podemos sustraernos a la tentación de pensar en el asunto. Este texto es una especulación basada en lo que nos ha dejado La liga de la justicia de Zack Snyder, película es título clave para marcar el comienzo de la que podría ser la nueva era del cine que surge como consecuencia de la crisis del coronavirus. Estábamos en la era blockbuster antes de que estallara la pandemia, pero la COVID-19 puede haber puesto el punto final, o en todo caso un punto y aparte, en esa etapa para dar paso a lo que podríamos denominar la era de las plataformas.

Críticas y opiniones de usuarios de la película La liga de la justicia de Zack Snyder


 J. Almirante  ★½

      Toda una experiencia y digna secuela de Man of Steel y BvS. Cohesión absoluta, una visión única, espectacular y rompedora de Zack, que culmina ¿o empieza? Con esta película que nos fue negada en 2017 por mil motivos. Esto es puro DC, mitología de dioses y épica por todas las esquinas. Wonder Woman más guerrera y lider que nunca, Batman brillando más como Bruce Wayne esta vez, y unos Flash y Cyborg que sin duda son lo mejor de la película por momentazos y desarrollo emocional y construcción. Por contra Superman y Aquaman no brillan tanto aquí. Los añadidos y referencias son absoluto fan service y abren varios caminos para futuras películas, y ahí es donde ahora empieza otra lucha. Snyder quiere más, nosotros queremos más, y HBO MAX necesita más. Está claro.


Iván CV  ½

      ...EL COMIENZO DE UN NUEVO RESURGIR

      Tenía pensado escribir un tocho de comentario para esta obra, y me he arrepentido a mitad del mismo porque luego he pensado porqué reincidir en un tema del que todos sabemos cuál fue el resultado final. 

      Aún así diré que yo soy de los que... se entretuvo viendo "la versión Whedon" estrenada en 2017, pero desde un punto de vista personal, no hay un mínimo de comparación posible respecto a la auténtica Liga de la justicia de Zack Snyder que será 're'estrenada este jueves 18 y que, intuyo, la orda mayoría la disfrutaremos este fin de semana. La estrenada, hará ya cuatro años, duraba dos horas; ideada en su duración para lograr más explotación en taquilla, pero éste nuevo montaje, el original, dura casi cuatro horas... 

      Dos horas de puro descarte fue el mayor castigo que jamás debió de recibir una Liga de la Justicia que por muchos momentos, ahora, alcanza cuotas muy muy prominentes. En un género superheróico, es puro cine. 

      Zack Snyder al fin ha conseguido que su trabajo al completo diera a luz después de duras batallas con ciertos responsables empeñados en querer reducir un metraje del que prácticamente no pudimos apreciar nada en su momento. 

      Después de haber visto éste nuevo montaje, me río de la versión anterior. Y me río con descaro. 

      La corriente dramática alberga mucha epicidad en sus más que entretenidos 242 minutos de duración, tema clave para apoyar una narración actoral fuertemente compactada, gracias también, al increíble montaje que Snyder ha logrado y que, recientemente comprobando las nominadas para la ceremonia que está por celebrarse, podría incluso haber optado a dicha candidatura. Creedme, no es algo descabellado. 

      El director no escatima en planos y, para mi sorpresa, algunos de ellos se postulan incluso mejores que en 'Man of Steel'. Una labor de cámara muy producida y engrasada. Creo que, en lo referido a su directiva, estamos ante una de sus mejores obras. 

      Batman, Superman, Wonder Woman, Cyborg, Flash y Aquaman. Seis de los efectivos de la casa DC son, junto al montaje (el parámetro que mejor define dicho esfuerzo) y la dirección de Snyder, el principal combustible para un motor que ahora sí ruge como el legendario V8. 

      Maquinaria plenamente armada y equipada con una banda sonora que, sospecho, a más de uno le pondrá los pelos como escarpias. La música de Jankie XL moldea bien el decibelo y es una lástima, y vuelvo a repetir por una vez más esta frase en este segundo año de pandemia, no poder disfrutarla, y no sólo en lo referido al apartado en cuestión, la que marcará la historia del cine (dentro de un género muy disfrutable) en una pantalla cinematográfica, que es donde debería verse uno de los eventos sino más esperados de este 2021.

      Creo que todos nosotros mantenemos un mínimo de exigencia en cuanto al producto cinemático se refiere; la pasada versión no tuvo una aceptable bienvenida, y pienso, desde sus directivos, han ratificado en el error. Más tarde que temprano, pero finalmente gestionado. 

      Con todo y desde mi postura, no lo aplaudo. 

      El antagónico peso de Steppenwolf resulta firme y musculado, cimentado queda el servidor para Darkseid; supremo del territorio en auge con el que tendrán que lidiar nuestros héroes. Fechorías que marcarán sobretodo un después en el tratamiento vil de los enemigos postulados más poderosos de la DC. Las comparativas en adelante serán tema de itinerario entre seguidor y hater: hago balance al disparar para cuándo un enfrentamiento entre uno de ellos tres contra Thanos (porque sí, flipemos un poco), pero sospecho que el debate entre sus aficionados (entre el público más informado) y los antiversos, y ojalá esté errando, no será sano. 

      Esto también es un punto... nos gusta el desmadre.

      Y no, el acoplamiento digital no es ningún disparate; si queréis imágen generada por computadora la tendréis durante un largo rato. Pantalla verde desde el preámbulo hasta su último fotograma: los efectos especiales son uno de los grandes aliados de este ajedrez que deben resolver sus personajes. Para una película grande, herramientas grandes. Sin CGI muchas resoluciones y puntos de partida no serían posibles, y mucho menos su evolución, que creo, es ciertamente lo más interesante que podremos degustar en esta nueva baraja en la que Snyder guarda mucho entre las mangas para un futuro. 

      El mayor logro de esta Liga de la Justicia, corre a cargo de Zack Snyder: no haberse rendido durante el viaje. 

      No quiero una Liga de la justicia 2 (por contradictorio que pueda parecer), sino la segunda parte de 'El hombre de acero'. Y quiero que la dirija él. 

      No obstante, queda aún mucha tela que cortar, y espero que quienes decidan, lo hagan con dos dedos en sus frentes. 

      Cuatro horas de película, necesitaréis tiempo para poder verla con calma. Ofrece mucho, tiene momentos muy épicos, escenas eliminadas plenamente aptas para el gran complot que aquí se nos vuelve a presentar, y ahora si de forma original, que derritirán el paladar del buen seguidor de este terreno. 

      Zack Snyder es puro músculo. Y su obra merece visión.


Pablo Espectro 

      Zack Snyder's Justice League 7'5/10 ; 4 estrellas. Ya está disponible la criatura de Snyder sobre su visión, autoral, de la Liga de la Justicia. Película de la que se bajó en 2017 por un terrible drama familiar. Tras un camino de sangre, sudor y lágrimas, podemos ver la concepción original del director. Lo primero que llama la atención es el uso de un formato televisivo vertical, en detrimento del horizontal o panorámico, más propio del cine de superhéroes mainstream para acceder a toda la imagen.

      Snyder considera que ese formato permite acercarnos a la concepción que el director tiene de Superman como un Dios (ya vista en sus referencias bíblicas en BvS), además de acercarse a la concepción original del cómic como viñetas o tiras periodísticas. Esa es la explicación.

      A mí, personalmente, me parece que el cine, el cómic y el teatro, son lenguajes visuales primo-hermanos, pero no idénticos. Es bueno y sano que cada uno tenga su propio lenguaje, ligeramente diferente del otro. Por ello, a mí el cambio de imagen no me supone un cambio esencial.

      El segundo cambio importante es el montaje. Snyder ha dado una vuelta completa a todo el metraje original, añadiendo secuencias enteras descartadas, y unas pocas escenas nuevas. El resultado es una película bastante diferente de la de 2017, ya qu la estructura entera ha cambiado.

      Más allá del tono, que no es tan diferente, y de la estructura en 6 capítulos y dos epílogos, la película crece en fluidez narrativa gracias a los añadidos. Al igual que ocurría en BvS extended, todo es más lógico y coherente que antes. Especial mención al flashback de las cajas madre, o la explicación de por qué el padre de Ciborg está relacionado con una de ellas. Por otro lado, ea cierto que los FX siguen cantando un poco a videojuego, especialmente con los villanos. También hay alguna secuencia de acción gratuita a lo Michael Bay (no es necesario hacer un mortal en el aire tras caminar por la pared para decapitar a un enemigo). Pero lo cierto es que los villanos han crecido tanto argumentalmente y en motivaciones, abriendo el abanico a una historia mucho más compleja, que pide a gritos secuelas.

      Otro aspecto que ha cambiado con respecto a las amazonas es su independencia sobre personajes masculinos para ser protagonistas y defenderse a sí mismas, algo q en la anterior peli no se había remarcado. La secuencia en Themiscyra o la lucha de Diana/Steppenwolf, ejemplos claros.

      Sobre la capacidad de Snyder de adaptar el cómic, suele remarcarse su virtud en este contexto, algo que yo no comparto. Creo que esta versión que vemos de la JLA es una adaptación muy libre que Snyder se lleva a su terreno. El epílogo es un claro ejemplo de lo que estoy diciendo. O el resultado final de Steppenwolf, y quien lo lleva a cabo. 

      Y para terminar, dos claras mejoras: por un lado, toda la historia de Ciborg qu había sido cercenada a su mínima expresión en 2017. Ahora vemos al personaje con más sentido, no está vacío, su drama padre/hijo lo empodera para su momento de épica con las cajas (algo que no vimos).

      En segundo lugar, un Flash que mejora mucho respecto al recurso cómico puro de payaete del grupo. El trato a Superman por Snyder es muy curioso: está claro que este arco de películas gira entorno a su protagonismo pero, en esta película, tiene menos de influencia que en 2017 lo que no funciona mal, necesariamente. Pero es diferente, y el camino que marca en su epílogo nos lleva a ver algo que ya se anunciaba en BvS, y que va a determinar el final del ciclo de Snyder con estos personajes. Perfectamente factible coexistir con el mundo Pattinson.Sobre la duración de la película, casi 4horas redondas a falta de 9', tengo q decir que no me he aburrido en ningún momento. Pero los epílogos sí dan la sensación de que la película quiere terminar, pero no dejan morir a la criatura. Algo parecido a la versión extendida de ESDLA.


Miguel Ángel Espelosín  ★½

      Es del todo probable que Zack Snyder no cuente con una caja madre entre sus pertenencias. No obstante, si ha hecho gala de beneficiarse de lo único que puede equipararse a la hora de convertir el humo en una casa (como bien comenta cierto personaje a mitad de metraje): el amor incondicional.

      Con esto no me refiero exclusivamente a la obsesión, a veces sana y a veces no tanto, de un sector incansable de la cinefília y el abismo digital. Cuando menciono el amor, lo hago con la imagen en mente de la dedicatoria tras fundido a negro, de la satisfacción ante la evidencia de un autor entregando su visión de unos personajes y un mundo que merecía ser disfrutado, del esfuerzo justo que subsana un error grave de esos a los que los grandes estudios parecen abonados. Pero sí, tuvieron que ser los gritos del público entregado, cual Superman lanceado por un Doomsday en modo Longinus, los que tras años de oídos sordos, finalmente permitiesen al director de Watchmen rejuvenecer casi un lustro y corregir el fallo en la línea temporal.

      Snyder, que de pedir la mano y coger el brazo sabe un rato, traduce su segunda oportunidad en una titánica ópera épica donde reafirmar definitivamente a los muy devotos y dejar fuera para siempre a los paganos. El cierre de su trilogía del Cristo Kryptoniano y apertura de todo lo demás, se mueve, como ya he dicho, a base de amor, un amor que bombea el que debería ser (y espero termine siendo) el corazón del universo cinematográfico DC, y como ocurre con los excesos fruto de una entrega sin miramientos y confianza ciega, no nos queda mas remedio que aplicarnos aquello de “donde fueres, haz lo que vieres”

      Dejando a un lado ya la parte emocional, resulta cuantiosa la mejoría con respecto a la ahora apócrifa de 2017, en la cual los elementos ajenos torpedeaban la propuesta básica de la alternativa en el género y además, tal y como queda constatado con retoques nimios y un mayor sentido del gusto narrativo y el conocimiento de la causa, deformaban el material catalogado como “válido” hasta convertirlo en una parodia de si mismo. Las partes otrora amputadas construyen un edificio sólido donde personajes antiguamente defenestrados muestran aquí un potencial suficiente para levantar sus propias sagas y los pelillos de mi brazo, y se integran con lo ya conocido, previo lavado y reacondicionado, mostrando ese plan tan tachado de ausente por las masas borregueras. Además, decisiones controvertidas pero sorprendentemente funcionales y orgánicas, tales como el cambio de la relación de aspecto, constatan la existencia de una figura autoral, necesaria en estos tiempos de montaje impersonal.

      Si bien prácticamente todo son buenas noticias para con la descomunal, espectacular y violenta gesta paterno-filial entre capas y máscaras, la sutileza no es una de ellas. El martillo neumático manejado por Snyder y diseñado por Chris Terrio se beneficia del mástodóntico metraje a la hora de respirar, pero nada puede evitar que ciertos momentos requieran una mano mas precisa en busca de un gesto y no una explosión. Aun así, en el recuerdo popular van a quedar varias de las que, desde este mismo instante, son las mejores secuencias de la historia del género (no miro a nadie, flash, ejem).

      Esperemos que este amor incondicional del que hablaba, y el éxito derivado de nuestra correspondencia con el mismo, tenga el poder suficiente para volver a levantar la única esperanza de alternativa superheroica de interés con la que podemos contar, haciendo de la variedad la virtud sobre la que disfrutar. Y si alguien prefiere no disfrutar, es que no sabe amar.


Tony  

      POR FIN, llegó la tan esperada película de Zack Snyder que nos ha vuelto locos a todos, periodistas, fans, haters, youtubers...una película así en plena pandemia se necesitaba y no ha defraudado.

      Empecemos por Warner, ¿como es posible que productores destrocen el trabajo de Snyder y prefieran el de Whedon que acabó siendo un Frankenstein?

      Aún me lo pregunto.

      La película dura casi 4 horas, se cuece a fuego lento, hasta la última hora y media que es apoteósica cargada de épica como ya es costumbre en las películas de Zack Snyder.

      Todos los personajes salen tremendamente favorecidos pero especialmente Cyborg y Flash que en la de 2017 hacen una escabechina descomunal con ellos.

      ¿Y que ha cambiado? Pues sobretodo la fotografía,el montaje que es brillante, la BSO fundamental en este tipo de pelis para que te quedes boquiabierto en numerosas escenas y no como en la de 2017 que hicieron un refrito de Danny Elfman que no pegaba absolutamente nada con ningún personaje y el guión es el mismo quitando chistecitos, chorradas y demás tonterías que convertían la película de 2017 en una parodia y dejaba a sus personajes como payasos.

      En definitiva una película que se aleja completamente de Marvel, GRACIAS ZACK, que demuestra en cada plano su pasión por estos personajes, grandiosa y que ojalá sirva para que tengamos más Batman, El hombre de acero 2 y mucho más de Zack Snyder en el DCU.


Fernando Santiago  

      Gran y Magnífica película de este gran director, muy interesante y muy novedosa en cuanto a la estructura narrativa de la misma, es una estructura estilo Kubrick, Goddard y Von Trier, tirando a La Casa De Jack, totalmente distinta al montaje de Wheddon, de alguna forma el fin y varios de los personajes te da la posibilidad de hacer una especie de '"Origen" de Nolan, ojalá se presente este corte algún día en cines porque verdaderamente es una pasada, es algo increíble en el género de cine de superhéroes, Zack Snyder en este sentido es realmente innovador, ha roto los esquemas básicos de las películas de superhéroes. 

      No se si se hará algún día Justice League 2 con Zack Snyder, pero esta es una gran película que merece la pena ver. Es mucho más dramática que el corte de Wheddon, más espectacular, aunque también es cierto que la gente no estaba preparada para este cambio tan drástico.

      Las actuaciones de Henry Cavill, Jason Momoa, Ray Fisher, Ben Affleck, Willem Dafoe y Gal Gadot son excelentes.

      Connie Nielsen y Robin Wright también, aunque yo soy más de esta ultima en Blade Runner 2049.

      Lo dicho, un 10 como una catedral.


Rafa  ½

      Para empezar, esta película tiene un problema de base, que es la lamentable planificación por parte de Warner. Si Aquaman, Flash y Ciborg hubieran tenido sus propias películas antes de reunirlos a todos en Justice League, no hubiera necesitado 4 horas para contar esta historia. 2:30-2:40 hubiera sido algo más lógico y no este metraje a todas luces anticomercial. Además, viendo Aquaman nos damos cuenta de que la continuidad es inexistente. No hay manera de que esas dos películas encajen en una historia coherente. Demasiadas contradicciones.

      Dicho esto, paso a la película en sí, que también tiene algún que otro problema. La historia comienza con Bruce Waine buscando gente para montar un equipo que haga frente a la amenaza que se avecina. Pero, ¿cómo lo sabe? En la versión de 2017, Batman se enfrenta a un parademonio en una azotea. Así es como sabe de la amenaza que se aproxima. Pero eso, como lo rodó Whedon, fuera. Ahora tenemos que creer que Batman uso su desconocida capacidad precognitiva. Si algo de lo que hizo Whedon fue bueno, no seas idiota y úsalo. Luego está el tema de Flash. Se acusó a Whedon de llenarlo de chistes y convertirlo en el alivio cómico.. Pero vemos la versión de Snyder y... sigue siendo el mismo alivio cómico. O sea, que no fue cosa de Whedon, sino que siempre fue la visión de Snyder. Pues vale. Además, parece el Peter Parker de Tom Holland disfrazado de Flash. Incluso su relación con Batman tiene cosas de la de Peter con Ironman en Homecoming. Y luego están ese cameo en mitad de la película que, unido a los epílogos, están pensados para reunir a las tropas y redoblar el acoso y derribo a Warner, HBO, AT&T y quien haga falta para conseguir el SNYDER'S CUT 2.

      Hasta aquí lo que me mosquea de la película y lo que la ha rodeado estos años. Ahora lo bueno, que es mucho.

      La película está ahora mejor estructurada. El montaje es ejemplar, dotándola de una fluidez y un ritmo que no decae y que hace que 4 horas parezcan la mitad. El desarrollo de personajes está muy mejorado, sobre todo en el caso de Ciborg, pudiendo entender lo injusta que fue con él la versión anterior. Flash también mejora, dándole la epicidad que le faltaba. Aquaman también agranda su contexto, profundizando en su relación con su pueblo materno. Y Steppenwolf. Ahora sí es un villano potente, con motivaciones entendibles. Sabemos por qué lucha, algo que en la versión anterior no parecía importar. Además, aparece Darkseid, poderoso, peligroso, una amenaza de nivel cósmico. Dan ganas de que todo esto continúe. Hay material para el éxito y no pueden tirarlo a la basura como parecen empeñados en querer conseguir.

      La fotografía es totalmente distinta, mucho mejor ahora. El CGI está algo mejorado, pero no mucho. Sigue cantando en ocasiones, pero por lo menos, el labio de Superman ya no da más miedo que Darkseid. La batalla final está remontada, eliminando lo accesorio y centrándose en la batalla. Gran acierto. En la de 2017 había demasiadas distracciones. En general, todos los combates están mejor. Más espectaculares, más épicos. La banda sonora puede ser un poco machacona en ocasiones, pero es buena y acompaña a la perfección. 

      Con una buena planificación previa y una duración más lógica, este podría haber sido el Infinity War de DC, a la espera de su Endgame. Pero se acaba quedando un poco a medias, por querer contar demasiadas cosas, muchas superfluas en cuanto a la historia en sí, privándola de una entidad como película independiente, dejando la sensación de que sólo nos han contado la mitad, con muchas posibilidades de que jamás veamos el resto de la historia. Eso acaba restando al resultado final. Sabiendo que la historia se iba a quedar aquí, debió prescindir de los epílogos y algún detalle más. 20 minutos menos de metraje al final se hubieran agradecido. Pero, aún con sus defectos, debo decir que la he disfrutado mucho. Es una obra imperfecta, pero con personalidad.  Y una muestra de lo que el DCU podría haber dado de sí. 


Los que queráis enviarnos opiniones o comentarios sobre películas de estreno podréis hacerlo por whatsapp o telegram o enviándonos un correo electrónico a Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Os esperamos en nuestro grupo de amigos de AccionCine en Telegram donde podréis charlar de cine y hacer amistades


 

Add to Flipboard Magazine. 

 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine 

Logo Accioncine

 

Revista ACCION

haga clic en mí para abrirlo

cierre la etiqueta tanto en la parte superior como en la parte inferior

texto dentro del spoiler

Review of the movie Zack Snyder’s Justice League

Darker, more sober, more mature and better, much better, than the previous version.

      The final outcome of the effort carried out by Zack Snyder to bring his version of Justice League to light is a completely different vision of the superhero films, with an opera, or even Greek tragedy, touch that is perfect for these characters and that turn the story into something different. The film does not change so much the story that we have already seen, but the way it unfolds before our eyes. It is not so much that Joss Whedon changed the original film story, he used much more material than I thought, but the tone, the scope of it is completely different in both cases.

Crítica de la película La liga de la justicia de Zack Snyder

Más oscura, más sobria, más adulta y mejor, mucho mejor, que la versión anterior.

      El resultado final del esfuerzo llevado a cabo por Zack Snyder para que su versión de Justice League saliese a la luz es una visión completamente distinta del mundo de los superhéroes, con un toque operístico o de tragedia griega que es perfecto para estos personajes y que convierten la historia en algo diferente. En ese aspecto la película no cambia tanto la historia que ya vimos, sino la forma en que la misma se despliega ante nuestros ojos. No es tanto que Joss Whedon cambiase la película original, aprovechó mucho más material del que yo pensaba, sino que el tono, el alcance de la misma es completamente distinto en ambos casos.

Crítica de la película La liga de la justicia de Zack Snyder

A la altura de El hombre de acero. Deja en evidencia la versión de 2017.

      Zack Snyder ha demostrado que su Liga de la justicia no tenía casi nada que ver con lo que nos enchufaron en los cines en 2017.

      Más allá de la reivindicación plena que ha conseguido el director con esta versión de cuatro horas, lo que ha quedado puesto de manifiesto con este montaje es que se tomaron muy malas decisiones en la versión de 2017, que podríamos resumir en un concepto: el universo DC en el cine hará muy bien en no intentar imitar al universo Marvel de cine, porque eso es un grave error.

Los usuarios norteamericanos de la plataforma pudieron ver hasta una hora de la versión de Zack Snyder de Justice League debido a un error que asociaba la película a Tom y Jerry.

      Ni un día sin noticia del montaje de Zack Snyder de Justice League. Ese parece ser el lema de WarnerMedia y todas las empresas y personas asociadas al proyecto. Cuando no es promoción directa, es alguna exclusiva, algún clip promocional, algún rumor sobre el futuro del reparto en el Universo Extendido DC, o alguna foto del rodaje incluso. Zack Snyder es el más activo en todo ello, mostrando material continuamente para seguir aumentando el hype por el lanzamiento de la película el próximo 18 de marzo. Aunque en realidad el lanzamiento ha sido anterior y casi provoca el caos en HBO Max, donde podrá verse la película ese día, y donde ha podido verse brevemente hace unas horas, como comprobaron miles de seguidores y no seguidores de DC.

Justo después de conocerse la noticia del reboot de Superman de la mano de J.J. Abrams, Zack Snyder ha aprovechado las redes sociales para apoyar a Henry Cavill y llamarse “nuestro” Superman.

      La polémica está servida desde hace unas horas. ¿Necesitamos otro reboot de Superman en estos momentos? ¿Merece otra oportunidad el Superman que hemos conocido hasta la fecha en el DCEU, el Universo Extendido DC? ¿O si se trata de un reboot podemos contar también con Henry Cavill como actor protagonista y que sea el universo alrededor del personaje el que cambie? Recordemos que muchos apuestan por Michael B. Jordan por el nuevo Superman, pero la búsqueda de actor, si llega a suceder, no ha comenzado. Además de que existe la posibilidad de que el estudio decida seguir con el DCEU en algún sentido, con películas grupales o separadas (The Suicide Squad, Aquaman 2, Shazam 2…) y que este nuevo Superman sea parte de otro universo como el Batman de Robert Pattinson…

El regreso de Zack Snyder al género por el que le descubrimos, los muertos vivientes, hace su presentación oficial con su primer tráiler, antes de su estreno el 21 de mayo en Netflix.

      Quedan casi tres meses para el estreno de Army of the Dead, la nueva película de zombis de Zack Snyder, y muchas veces nos olvidamos por completo del proyecto de Netflix, tan pendientes como estamos de uno de los eventos del año, el estreno en apenas unas semanas de Zack Snyder’s Justice League, la esperadísima versión del director de La Liga de la Justicia que nunca llegamos a ver en cines debido a la grave situación que se vivió con la marcha de Snyder de la película, tras el fallecimiento de su hija, y la llegada de Joss Whedon. Pero no debemos olvidar que antes de que se diera luz verde a esta nueva versión, Snyder ya rodaba y preparaba su esperado regreso al género de los muertos vivientes, el que dio inicio a su carrera con Amanecer de los Muertos.

Un video de un fan cuenta la peculiar historia de cómo el Superman original de los cines, Christopher Reeve, salva el montaje de la Liga de la Justicia de Zack Snyder que llega en breve.

      En este caso ha sido un video creado por el fan Max Aurnhammer, de Aurnhammer Films, su canal, quien ha reimaginado cómo ha sido la recuperación del montaje de Zack Snyder de Justice League. Un montaje que sigue generando un montón de noticias a su alrededor y que recientemente nos ha proporcionado más información sobre la postproducción, además del nuevo tráiler que ha emocionado a los fans. Pero antes de todo eso hubo una decisión, la de Warner Bros. y HBO Max por dar luz verde a este montaje nuevo, con todo el material perdido rodado por Snyder y que disfrutaremos el próximo 18 de marzo en HBO en España. Aunque la idea de Aurnhammer es menos corporativa y más épica… ¿Y si Christopher Reeve hubiese salvado Justice League?

Página 1 de 6