A la venta en quioscos

A la venta en quioscos

También podéis ojear la revista, incluso desde desde dispositivos móviles:

o bien pinchad aqui para verla a pantalla completa

Video Crítica de la película Superlópez

Crítica de la película Superlópez

Divertida adaptación del cómic bien defendida por sus actores.

El reparto es el que tiene la mayor parte del mérito de que algo tan difícil como adaptar al cine un comic de parodia de superhéroes como Superlópez salga adelante de manera correcta y resulte en una película viable como el es caso de esta película. Pero lo que me parece aún más importante es que conserva un buen tono general de parodia en su conjunto. Y tratándose de un tema como el que aborda, enfrentándose a la visión del personaje que pueda tener cada uno de los lectores que han disfrutado del personaje creado por Jan en las viñetas, insisto en que no era cosa fácil. Superlópez, por ser parodia de Supermán y sus congéneres, productos de moda en nuestros días, no sólo no lo tenía más fácil, sino que muy al contrario lo tenía aún más difícil que otros personajes adaptados al cine en imagen real en los últimos tiempos, como Mortadelo y Filemón, Zipi y Zape o Anacleto. Arrastrando tras de sí todo el abanico de la fórmula superheroica y con el icónico Supermán como referencia añadida y lastre de comparación “odiosa” para el espectador, la cosa era más complicada que en esos otros personajes sin un antecedente tan claro y popular como el del huérfano del planeta Krypton.

Crítica de la película Ocho Apellidos Catalanes

Divertida secuela pero no llega a la original. No llega por falta de un argumento más sólido y un arco dramático que haga a los personajes realmente crecer y evolucionar, más allá del humor y los chistes, unos más efectivos que otros. Pero el éxito de la primera entrega obliga a sus responsables a ponerse en marcha quizá antes de tiempo con una secuela que tiene ideas muy buenas y un par de grandes incorporaciones, mucho humor, pero que no deja el mismo sabor de boca a los espectadores, ya no sorprende como la primera, aunque sigue siendo un crowd pleaser perfecto, para que la gente acuda al cine en compañía y se ría muy a gusto de nuestros tópicos y clichés, para desconectar de la vida cotidiana.

El argumento nos presenta de nuevo a Rafa y Amaia separados, aunque la próxima boda de ella con un peculiar personaje catalán lleva a Koldo, el padre de Amaia, a reclutar a Rafa para intentar evitar la boda por todos los medios posibles. El disparate que se crea y las situaciones generadas por tan tensa visita inesperada son el núcleo de la historia, donde además de los personajes conocidos de la primera entrega, se incorporan Belén Cuesta y, sobre todo, Berto Romero y Rosa Mª Sardá. Estos dos son los grandes aciertos de la nueva entrega, sobre todo Romero con su personaje hípster insoportable (ojo al baile con los amigos…) y el saber hacer de Sardá, impecable en sus escenas y en su extremismo catalanista.

Hay que tener en cuenta que es más que posible que esta película, que va a reventar la taquilla, haga más por la unidad de culturas en España que todos los políticos juntos, aprovechando justo eso, los mitos, clichés, tópicos y demás que todos tenemos, para reírse de ellos con ganas y sin prejuicios. Pero le falla el núcleo de la película, la historia de Amaia y Rafa, lo más pobre del guión que no termina de aprovechar a personajes como los de Alfonso Sánchez y Alberto López, que triunfan cuando salen y piden más tiempo en pantalla a gritos. O el humor de Carmen Machi y Karra Elejalde… La historia romántica no cuaja nunca y no por culpa de los actores, es que hay algo que no encaja…

Tampoco ayuda que parezca un encargo para su director y que visualmente sea televisiva y sin ningún aliciente para el espectador, más allá de su reparto. Eso nos deja un puñado de muy buenos chistes, de momentos que interesa descubrir más (los españolistas escondidos en los bares, la guardia civil, el paso por Madrid…) pero que no son explotados a fondo porque la trama romántica lo copa todo. Sí, divierte, tiene chistes, como el final, memorables, pero deja el sabor de boca de ser menos redonda, intranscendente, creada sólo para llenar salas y aprovechar el éxito. No, no es mala película, ni mucho menos, pero podía haber sido mejor. Pido un spin off para los secundarios ya. Porque tercera entrega seguro que tendrá. Y el público seguirá disfrutándola.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Dani Rovira vuelve a coincidir con Clara Lago en una película, después del éxito de Ocho apellidos vascos. Aunque, en esta ocasión, el humorista forma pareja con María Valverde. Álex (Dani Rovira) siempre ha estado colado por Eva (María Valverde), desde que ambos coincidieron durante un curso de inglés en Gran Bretaña. A partir de esos momentos de compañerismo estudiantil y charlas inexistentes, los jóvenes comenzaron a salir, hasta llegar a planear su boda. Los dos quieren que la ceremonia se lleve a cabo en el pueblecito de Reino Unido donde se enamoraron, pero los problemas para asistir al bodorrio harán imposible que el acto siga el programa previsto.

 

María Ripoll dirige esta comedia más sentimental que desenfrenada, en la que la eficacia del guion queda enlazada a la empatía que despliega el reparto. La endeblez del libreto anima a que la cineasta apueste claramente por la vis graciosa de sus actores, pero la apuesta no le sale del todo bien.

 

Sin el ánimo adecuado para adentrarse en una historia lo suficientemente alocada o adecuadamente surrealista, la realizadora queda sujeta a la dictadura de unos personajes carentes de contradicciones; los cuales deambulan por la pantalla casi tan perdidos como el matrimonio de Álex y Eva.

Ausente de un entramado humorístico contagioso y envolvente, el filme se acoge a una evolución de la trama más ñoña que otra ácida, en la que los intérpretes se encuentran atados por unos papeles que les impiden crear personalidades atrayentes, más allá del simple chispazo ocasional.

Dentro de semejante esquema, Dani Rovira está como congelado, en la piel del poco elocuente protagonista al que dota de vida; mientras que María Valverde no puede ejercer convenientemente de heroína cómica, debido sobre todo a los escasos tics que presenta la poco dibujada Eva.

Ellos (Rovira y Valverde) son los que más sufren las consecuencias de la falta de diálogos ingeniosos, ya que los secundarios sí se muestran más damnificados por el potencial chistoso ofrecido en Ahora o nunca. Un elenco en el que destacan las caracterizaciones de los padres y de las tías de Álex, y las del progenitor y las amigas de Eva.

Ripoll tampoco saca partido a los choques culturales entre Inglaterra, Holanda y España; y las aventuras que suceden en estos lugares no explican el interés de que la acción transcurra en semejantes países, o en otros distintos. Ni siquiera la peculiar carrera de quesos por una montaña consigue evitar la sensación de indefinición activa.

Tan solo algunas pinceladas sueltas logran elevar la factura del largometraje. Puntadas que se pueden identificar con el instante de la competición en la que Álex se come una cantidad ingente de bollos cocinados con marihuana, el momento en que el futuro novio es bajado a la fuerza de un avión, o los comentarios sin sentido que Yolanda Ramos suelta en el autobús que lleva a los invitados a la tierra del rey Arturo.

Como apunte, atención a la aparición de Melody: la otrora niña cantante del baile de los gorilas colabora en la cinta, como la hermana de Dani Rovira.

Miguel Juan Payán 

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
Telf. 91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp