Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso.

STAR TREK: Misión cumplida

Miguel Juan Payán 17 Abr 2009
2710 veces

En mi opinión, J.J. Abrams ha superado la prueba de renovar el universo Star Trek y reflotar una franquicia que se encontraba en horas bajas tras el precipitado cierre de su último producto, la serie televisiva Enterprise.

 

Pero muy poco tiempo después del estreno de Watchmen, nos encontramos nuevamente en la misma encrucijada: ¿aceptarán los trekkies seguidores de la franquicia este nuevo comienzo? ¿Entenderán algo los que no han visto Star Trek en su vida o simplemente nunca les interesó lo suficiente para ver un capítulo entero de cualquiera de sus series?

 

Mi primera impresión después de ver la película y escuchar las risitas cómplices de algunos colegas trekkies que estaban en la sala de proyección del pase de prensa es que los guiños a los seguidores incondicionales que Abrams y sus guionistas han repartido por el largometraje funcionan. ¿Será bastante para satisfacer a los integristas amigos del fundamentalismo en la protección de su serie de ciencia ficción favorita?

 

Por otra parte, Abrams ya nos confesó cuando le entrevistamos hace unos meses para las páginas de la revista Acción, que él es más de Star Wars, y eso se nota en el concepto con el que ha tramado este retorno de los muchachos de la nave Enterprise.

 

Me viene a la memoria en este momento una escena que viví hace unos tres años, más o menos, a las puertas de un salón del comic: dos o tres muchachotes disfrazados con los coloristas pijamas de Star Trek se sometían al escrutinio de los encargados de puerta, tras los cuales se paseaba ominosamente la figura siempre impresionante de otro espigado aficionado disfrazado de Darth Vader, y a modo de broma y entre risas los de la puerta les decían a los trekkies: “¡Por aquí vestidos así no se puede pasar!”

 

Creo que Abrams ha solventado ese duelo estilo Real Madrid versus Atlético de Madrid por la vía de la integración, que según leía el otro día en un interesante libro de entrevistas con filósofos (Adelante, ¡contradígame!, de Ger Groot), es según Alain Finkielkraut la clave de este y de muchos otros asuntos que tienen que ver con el misterio de hacer que funcione la convivencia entre distintas culturas, cual es el caso que nos ocupa.

 

Dice Finkielkraut algo que vale también para definir este nuevo punto de arranque de Star Trek engalanada con ecos de La guerra de las galaxias:

 

“No hace falta renegar de la propia identidad para poder reconocer al otro como un ser humano íntegro. No creo que haya que basar la apertura hacia el otro en el odio hacia la propia identidad”.

 

Abrams no reniega de la identidad de Star Trek, pero la dota de más acción trepidante y un humor más campechano del que ha tenido nunca.

 

Y creo que eso hace que cualquiera, trekkie o no, pueda disfrutarla.

 

Claro que quienes lean esta opinión deben saber que yo siempre he disfrutado tanto de Star Trek como de Star Wars, porque lo que realmente me hace disfrutar es el cine en general y el de ciencia ficción en particular.

 

Como siempre, más información y opiniones sobre el particular en las páginas de la revista…

Modificado por última vez en Jueves, 25 Junio 2009 18:04
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.