Crítica de la película Orgullo + Prejuicio + Zombis

Orgullo + prejuicio + zombis. Entretenida parodia de la obra de Austen y el subgénero zombi.

Los muertos vivientes irrumpiendo en la clasista y esencialmente repulsiva sociedad pija británica de las novelas de Jane Austen están bien manejados como instrumento de parodia en esta entretenida película cuya clave es mantener un buen equilibrio entre la novela original que homenajea y la variante en clave de terror que propone la novela de Seth Grahame-Smith. Creo que el gran acierto es que ese equilibrio está bien llevado. El esqueleto de Orgullo y prejuicio está respetado lo suficiente para que sirva como esqueleto sobre el que tender el vestido exterior del holocausto zombi. Es algo que ya define bien esa especie de prólogo protagonizado por lo que el gran José Mota, maestro de risas, definiría como mosca perrera. También está muy bien expuesto en los títulos de crédito con esos dibujitos que dan el tono de parodia a todo el conjunto.

Crítica de la película Batman v Superman. El amanecer de la justicia.

Buena película pero con un guión que pelea por servir a dos amos.

¿Batman o Superman? ¿Batmansuperman? ¿Batman… y algo de Superman? Ese es el dilema al que se enfrenta el guión de esta película sobre la que lo primero que quiero decir es que me parece una muy buena película, aunque por distintos motivos no me ha acabado de convencer en algunos de sus aspectos tanto como en su momento me convenciera El hombre de acero. Me convence. Pero reconozco que no me emociona.

Crítica de la película Calle Cloverfield 10

Ciencia ficción y misterio servidos de forma brillante. Cuando hace ocho años se estrenó Cloverfield, Monstruoso en nuestro país, no sabíamos muy bien qué esperar de la película. Desde su primer teaser, todo había sido secretismo, sin revelar nunca demasiado por la película, sin contar nada sobre ella, más que un póster con la Estatua de la Libertad semiderruida, unos tráilers en los que apenas se veía nada… Todo era sorpresa, todo era nuevo y no sabíamos que esperar de una película que resultó ser un curioso relato sobre un monstruo arrasando Nueva York (sí, eso lo imaginábamos realmente) a través del found footage que seguía a un grupo de amigos (algo pijos) que recorrían la ciudad. Vista con el tiempo, la película sigue siendo un trepidante relato, pese a sus limitaciones argumentales, contado como no había sido contado antes (pese a seguir siendo una historia convencional de cine de catástrofes con monstruo), que nos sorprendió tanto por cómo estaba contada la historia como por aquella campaña viral de promoción orquestada por JJ Abrams y su gente. Demostrando, una vez más, que Abrams sigue siendo el más listo de la clase a la hora de vender el producto y de hacer que el público se interese por él.

Lo ha vuelto a hacer ocho años después con 10 Calle Cloverfield, cuyo título hace pensar en secuela. Y es lógico, con el escaso coste de producción de la primera película y los beneficios obtenidos, siempre pensamos que una secuela llegaría tarde o temprano. Lo que debíamos haber supuesto es que Abrams, para seguir con la estela dejada por la primera película, ni produciría una secuela al uso, ni la acompañaría de una campaña de promoción convencional. Haría la película en secreto y lanzaría el primer tráiler de la misma sólo dos meses antes del estreno en todo el mundo. Pillando a todo el mundo por sorpresa, casi como con la película original, y además haciendo que la película sea un familiar cercano de la película anterior, pero no una secuela directa. Hay dos formas de tomarse la película. Una, que los hechos de la primera película han llevado, mucho tiempo después, a los hechos que vemos ahora. Otra, que en realidad Cloverfield es una antología cinematográfica, sin relación argumental, donde lo que importa son las pequeñas historias humanas, en un marco de apocalipsis y fin del mundo. El resultado en esta ocasión es todavía más satisfactorio que con la película anterior.

Crítica de la película La Habitación

Una poderosa película, una de las mejores del año. Tenemos los Oscars a la vuelta de la esquina y nos van llegando todas las principales nominadas a las categorías de peso, lo que nos deja cada semana una muestra de gran cine al que puede acceder una mayor parte del público (en otras épocas del año este tipo de cine se estrena de forma mucho más limitada). Ahora le toca el turno a La Habitación, un drama con toques de suspense que nos deja fascinados durante sus dos horas de proyección, en lo que son casi dos películas distintas, ambas igual de poderosas, bellas y fascinantes, con unas interpretaciones simplemente portentosas y una historia sobrecogedora, de esas que uno se lleva a casa y medita durante días.

Brooklyn ★★★★

Febrero 21, 2016

Crítica Brooklyn

Preciosa historia de descubrimiento personal en los 50.

Y mencionemos un dato importante que no debe ser dejado de lado, ni mucho menos olvidado. Se trata del guionista de la película, el brillante escritor Nick Hornby, al que debemos en gran medida el tono muchas veces ligero y distendido de una historia que en manos de otro escritor habría sido algo mucho más dramático, cargado y, quizá cargante. Pero el tono que tiene el guión lo hace mucho más interesante y refrescante, distinto a lo habitual. Hornby es más conocido por su trabajo como novelista, muchas veces adaptado al cine (con mayor o menor fortuna), pero suyos son los guiones de películas como Alma Salvaje, An Education y, ahora, Brooklyn. Y su trabajo merece mucho la pena.

Deadpool ★★★★

Febrero 12, 2016

Crítica de la película Deadpool

La primera gran comedia gamberra de superhéroes da en el blanco.

Risas: muchas. Acción: mucha. Diversión: mucha. Ritmo: perfecto. Chistes: muchos. Guiños y autoparodia: una carreta completa. Capacidad para entretener: garantizada. Respeto por el original: total.

Deadpool se aplica a la tarea de cerrar una etapa y abrir otra en lo que a cine de superhéroes se refiere, o al menos eso me parece a mí. Para empezar es la primera comedia gamberra de calidad del subgénero de superhéroes. En el humor va más allá de lo que Ant-Man sólo podía insinuar muy ligeramente y a pinceladas, así que podemos decir que Fox le ha ganado esta mano de la comedia disparatada a la Disney, porque obviamente Disney, con su producción “para toda la familia”, no puede ni asomarse a olisquear lo que han hecho en esta divertida película de Masacre. De paso aclaro que para mí, como para muchos otros aficionados al cómic españoles, el mercenario bocazas es y siempre será Masacre. Tal y como he escrito en las redes sociales, tres horas después de ver la película me sigo sorprendiendo a media sonrisa al recordar algunas de sus gamberradas.

Crítica de la película Creed, la leyenda de Rocky

Creed, la leyenda de Rocky. La mejor de la saga desde la primera.

El regreso de Sylvester Stallone al personaje que le diera la fama se ha convertido en una de las propuestas de cine de evasión mejor concebidas por la máquina de producir ficción de la industria de Hollywood.

Creed recupera y actualiza las mejores cualidades de la película que la inspira, claramente la primera entrega de la saga de Rocky, curiosamente lo mismo que le ocurre a El despertar de la fuerza con La guerra de las galaxias, a Mad Max: furia en la carretera con Mad Max: el guerrero de la carretera y a Los odiosos ocho con Reservoir Dogs. Eso me hace sospechar que estamos en una clara tendencia de relectura de películas preexistentes más exigente que los fallidos intentos de remake y reboot que han caracterizado el cine comercial en los últimos años con fallidos intentos de reproducir lo precedente que en el fondo venían a contarnos más o menos lo mismo, pero con más instinto de mera explotación que de renovación sincera de la propuesta.

Crítica de la película Spotlight

Spotlight. De las mejores del año. Brillante en todos sus aspectos.

La cartelera nos está dando un montón de alegría en este arranque del año en el que están coincidiendo cada fin de semana varias películas nominadas a los Oscar y ni siquiera el cinéfilo más exigente puede quedarse sin opciones para ir al cine a ver algo recomendable. Sumen ésta a Steve Jobs, La gran apuesta, La juventud, La habitación y El renacido como películas que deberían ver porque están entre lo mejor que se ha nominado al Oscar este año. Pero entre todas las producciones que nos están llegando es sin duda Spotlight, una de las que más destaca por su calidad y porque va a ser una de esas que seguirá apareciendo en las reseñas de lo mejor de este año y también de esta década.

Pesadillas ★★★

Enero 22, 2016

Crítica de la película Pesadillas 

Pesadillas. Amena y divertida peripecia de fantasía para público familiar.

Siguiendo la estela de la fórmula de Jumanji, condimentada con el espíritu de aventura ochentera tipo Gremlins y Los Goonies, el traslado al cine de los libros de fábulas terroríficas para público juvenil encuentra su camino jugando la baza de la comedia y el cine para todos los públicos y sacando brillo con sus criaturas a la parodia de las sesiones matinales de fin de semana que caracterizaron el cine estadounidense de explotación y serie B en los años cincuenta, donde se mezcló con singular habilidad el terror y la ciencia ficción.

Crítica de la película Palmeras en la Nieve de Mario Casas

Buen drama romántico con un gran reparto. No engaña a nadie Palmeras en la Nieve y da a los espectadores justo lo que promete, una historia de romance épico y prohibido en una época convulsa de nuestra historia, donde todo era completamente distinto a como entendemos el mundo ahora. Una película que no tiene nada que ver con mis gustos habituales, que los lectores conocen perfectamente, y que mantiene al espectador casi siempre interesado por lo que sucede en la pantalla, pese a su duración de casi tres horas, con una brillante factura técnica, un gran reparto, muy buen pulso narrativo y momentos más que interesantes. Incluso a quienes como a mí el género no nos llame la atención, la película es amena, entretenida y está muy bien contada.

Tras la muerte de su padre en 2003, una joven descubre el diario de su tío, enfermo de Alzheimer, en el que narra el viaje de ambos hermanos a la Guinea Ecuatorial que era parte de las colonias españolas en los años 50, donde llegaron para trabajar en una plantación de cacao. La historia de los dos jóvenes, llenos de sueños y ambiciones, se entremezcla con la época convulsa y llena de cambios que llevó a que Guinea dejase de ser parte de España, mientras que en el año 2003, la joven regresa al país para completar el puzle y descubrir qué sucedió realmente en aquel lugar, en la isla de Fernando Poo, cuando su padre y su tío tenían su edad, lo que hará que descubra un secreto del que nadie quiere hablar…

Gran trabajo del reparto, liderado por Mario Casas y Adriana Ugarte, como los dos protagonistas del pasado y el presente, ligados por un lazo de sangre y un secreto. Junto a ellos el talento también de nombres como Macarena García, Emilio Gutiérrez Caba, Celso Bugallo, Laia Costa, Luis Callejo, Emilio Buale, Fernando Cayo o Daniel Grao. Y se notan los medios y el talento de Fernando González Molina para poner en pie la historia, para darle fuerza visualmente, para hacerla atractiva a todos los públicos y no sólo a quienes busquen una historia de amor sin más. Vean por ejemplo la llegada del barco a Fernando Poo, o la salida de los españoles de Guinea, sin ir más lejos.

Es cierto que se le va algo la mano con la duración de la película, que podía haber sido reducida en alguno de los viajes de regreso a Guinea de los protagonistas, aunque donde realmente cojea es en la historia presente, mucho menos interesante que la del pasado, confusa a veces con las fechas y que apuesta más por el melodrama sensiblero, en lugar del romance épico e imposible de la historia del pasado. Cada vez que recuperamos a Killian la historia retoma interés. Ese es el mayor problema de una película bien construida que encantará a los fans del género o de su reparto, pero que además tiene suficiente cine en sus venas como para hacer pasar un buen rato a cualquier espectador. Que no es poco.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine