Crítica de la película Teen Titans GO La Película

Una de las mejores películas de superhéroes del año. Quizá no sea mejor que Los Increíbles (aunque personalmente me gusta más, debido a su tono de sátira) pero es bastante mejor que Ant Man y la Avispa, en serio, y podría competir perfectamente con Deadpool 2, si la contamos como película de verano, aunque llegase en mayo. DC ha demostrado con esta pequeña joya de animación simple y colores brillantes, que se puede hacer una sátira sobre DC y que no necesita ser siempre oscura o trágica. Pero hay que entender también que todo ello viene enmascarado con un envoltorio de serie de animación dirigida a los más pequeños. Luego uno ve la serie y la película y se da cuenta de que para nada iban dirigidos al público infantil. O al menos no sólo a ellos.

Los Jóvenes Titanes, al menos la versión de la serie Teen Titans Go!, quieren tener su propia película en un mundo en el que todo superhéroe la tiene. Pero nadie les toma en serio. Son demasiado jóvenes y poco profesionales como superhéroes. Un chiste. Eso no evitará que sigan buscando tener su propia película, con viaje a Hollywood incluido. Así descubrirán a quien podría ser su gran archienemigo, Slade… El resto es un humor desatado, una sátira continua del género y del medio, que no es tan salvaje como Deadpool, obviamente, ni tiene las implicaciones socioculturales de Los Increíbles 2, claro. Pero a veces, con su humor, resulta más ácida e inteligente que aquellas.

Sobre todo porque sabe reírse de sí misma y de DC sin ofender, simplemente buscando hacer reír con ironía y sarcasmo, las señas de identidad de la serie de Cartoon Network, que son ampliadas aquí con una elegancia propia de los mejores. Hay bromas sobre la película de Green Lantern, por ejemplo, y son brillantes. Se ríen de Batman v Superman, con mucha fuerza, o incluso de la película fallida de Superman de Tim Burton, con Nicolas Cage poniendo voz a Superman… Y lo hacen con una aventura dinámica, con ritmo, con tensión dramática y con un par de giros que sorprenderán a los pequeños de la casa. Y todo gracias a un guión magnífico que debería ser la clave de cualquier película.

Sí, la animación, aunque mejor que la de la serie original, es tosca, pero es su estilo visual desde hace años, no van a cambiarlo ahora. Y sí, le sobran canciones al principio. Pero sólo por el CAMEO (permítanme que lo escriba en mayúsculas) o por el final, ya deberíamos olvidarnos de esas dos minucias. Y la película es un continuo viaje a través de la memoria cinéfila y superheróica, con cientos de chistes referenciales, paródicos y a veces, muy muy sutiles. Vayan con confianza a verla, con todos los miembros de la familia, porque la película está creada para todos ellos. Y sobre todo para los frikis, para los que van a entender cada chiste y referencia y van a convertir esta pequeña joya en una película de culto. Esperemos secuela lo antes posible, porque ésta sí que se la merece.

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

VENGADORES: LA GUERRA DEL INFINITO XXXXX

IRA DE TITANES Trailers

Diciembre 20, 2011

Sam Worthington, Ralph Fiennes y Liam Neeson vuelven a convertirse en dioses para Ira de Titanes, bajo las órdenes de Jonathan Liebesman. Una década después de la heroica derrota del monstruoso Kraken, Perseo (Worthington), un semidios hijo de Zeus (Neeson), intenta disfrutar de una vida más apacible como pescador de una aldea y padre soltero de su hijo de 10 años, Helio.

Mientras tanto, se está desarrollando una dura lucha por la supremacía entre los dioses y los Titanes. Los dioses, peligrosamente debilitados por la falta de devoción de la humanidad, comienzan a perder el control sobre los Titanes encerrados y sobre su feroz líder, Cronos, padre de los hermanos Zeus, Hades (Fiennes) y Poseidón (Danny Huston), que llevan mucho tiempo en el poder. El triunvirato había derrocado a su poderoso padre mucho tiempo atrás, abandonándole a su suerte hasta pudrirse en el lúgubre abismo de Tártaro, un calabozo situado en las profundidades de los infiernos.

Perseo no puede ignorar su verdadera vocación cuando Hades se alía con Ares (Edgar Ramírez), hijo divino de Zeus, para cambiar de bando y hacer un trato con Cronos para capturar a Zeus. La fuerza de los Titanes aumenta a medida que los poderes divinos de Zeus disminuyen, y el infierno se desata en la tierra. Con la ayuda de la Reina guerrera Andrómeda (Rosamund Pike), del semidios hijo de Zeus Agenor (Toby Kebbell), y del dios derrocado Hefesto (Bill Nighy), Perseo se adentra en una valiente y peligrosa búsqueda en los infiernos para rescatar a Zeus, derrotar a los Titanes y salvar a la humanidad.