Crítica de la película La maldición de Lake Manor

Más intriga que terror en un interesante recorrido italiano por claves del género.

      Esta producción italiana nos ofrece la posibilidad de aprovechar el paréntesis de estrenos estadounidenses retrasados por la pandemia para explorar otras alternativas en el género de terror. Eso sería retomar buenos hábitos de otros tiempos, por ejemplo en los años setenta, cuando el cine hecho en Europa, y más concretamente el cine de terror cocinado en Italia, formaba parte de la propuesta de terror que se disfrutaba en las salas de cine de nuestro país.