Crítica de la serie Los Favoritos de Midas

Thriller inteligente y bien servido de la mano de Mateo Gil y un fantástico reparto.

      Podemos decir que aunque Los Favoritos de Midas está claramente anclada en la realidad y algunos de sus elementos suenan a cosas que vemos en las noticias, su componente de ficción es muy marcada y nos separa al mismo tiempo del Madrid que conocemos. Una curiosa disociación que no evita que pensemos continuamente si lo que estamos viendo es real o podría serlo. Manifestaciones en la calle contra una sociedad secreta poderosa y que lo controla todo. ¿Qué es real y qué es ficción? La serie se basa en el relato corto de Jack London, que no está entre los más conocidos del autor, lo cual ayuda a la hora de tener un elemento sorpresa imprescindible.