Crítica de la película Los propietarios (The Owners)

Simpática muestra de terror británico lejos de lo sobrenatural.

      Aunque la atmósfera tenga por momentos un elemento casi de sueño o de fuerza sobrenatural que amenaza el lugar. Basada en la novela gráfica francesa Une Nuit de Pleine Lune, la película es una curiosa aproximación a un género como el de invasiones del hogar, por llamarlo de algún modo, con un regusto y un tono muy británico, aunque su realizador y coguionista, Julius Berg, sea francés como la novela gráfica. La película mantiene una identidad debido en gran medida a su localización y su reparto, mientras que es más que posible que la presencia del guionista Geoff Cox, quien ha ayudado a trasladar al inglés el guión de Berg y Mathieu Gompel, se note en los diálogos de la película, su tono y hasta sus personajes.

Crítica de la película Pasajero oculto

Tenía elementos para ser muy divertida pero la traiciona su guión.

         Empieza interesante, con ese homenaje al cine más disparatado de John Carpenter incluso en la música, en un clave argumental que fusiona el género fantástico con el bélico, pero lamentablemente un giro de guión en el minuto 43:17 la destroza totalmente como entretenimiento creíble. Deja de poder sobrevivir incluso en el territorio del puro disparate.

Crítica de la película Pequeños Detalles

Jean-Phillippe Duval elabora una película emocionante y contenida, donde los paisajes se funden con el drama que cuenta el guion.

      Un interesante thriller que no termina de explotar su potencial. Recordemos que entre sus tres protagonistas, Denzel Washington, Jared Leto y Rami Malek, suman cuatro premios de la Academia, dos de ellos para el primero por supuesto. Y el director y guionista de la película lo sabe. John Lee Hancock aprovecha cada instante en el que tiene al menos a dos de ellos en pantalla, los exprime al máximo consciente de que el espectador va a acudir a ver la película especialmente por ellos tres. Y es un ejercicio inteligente de dejar a tu reparto brillar sin problemas. Pero pese a sus grandes aciertos e ideas, la película acaba siendo demasiado derivativa y no acaba de hacer encajar las piezas como debería. El guión necesitaba un par de vueltas más. Quiere ser Zodiac, pero por momentos acaba siendo un remedo de Seven.

Crítica de la película 14 días, 12 noches

Jean-Phillippe Duval elabora una película emocionante y contenida, donde los paisajes se funden con el drama que cuenta el guion.

      A veces, los silencios son tan importantes como los mejores diálogos. La capacidad para llenar los vacíos sonoros con respiraciones profundas, miradas perdidas, y gestos ralentizados es una técnica arriesgada, que no está al alcance de muchos directores. El miedo a perder el interés de los espectadores suele llevar a los cineastas a preferir las palabras, antes que la mudez ocasional de los personajes. Esto no le ocurre a Jean-Phillippe Duval, quien  opta por el mimetismo de sus dos protagonistas, para enfatizar el carácter íntimo y reservado de 14 días, 12 noches.

Crítica de la película Nuevo Orden

Una aproximación distinta a una historia ya conocida.

      He leído en algunos sitios que la película es reaccionaria y que se sitúa del bando de los ricos, ya que el director, Michel Franco, pertenece a ese estatus social. Pero desde el punto de vista de quien esto escribe, nada más lejos de la realidad. La película presenta una rebelión por parte de los más pobres, de los indígenas, ante una clase alta indolente en sus palacios, sin preocuparse de la gente que sufre y padece. Pero el problema de esa rebelión no es que los pobres se alcen. Lo hacen con motivos más que suficientes. Ni tampoco es una defensa de aquellos agredidos, los ricos, que son mezquinos y mediocres en su mayor parte. La película habla de otra cosa. De un poder mucho más oscuro y siniestro. Los auténticos villanos de la historia.

Crítica de la película Noticias del gran mundo

Fantástico western con aroma de clásico.

      Un género que siempre nos dicen que ha fallecido, pero siempre regresa, ya sea de la mano de los hermanos Coen, con el neo western de Taylor Sheridan o con películas como la que nos ocupa, el regreso detrás de las cámaras de Paul Greengrass, un fascinante director la saga Bourne, Green Zone, United 93 o Capitán Phillips, película en la que también colaboraba con Tom Hanks. Aquí ambos vuelven al western más clásico, con una película que tiene un pequeño aroma a Centauros del Desierto o La Diligencia, pero pasado por el filtro de otros títulos modernos como Deuda de Honor (tiene mucho de esta película) y Desapariciones, por ejemplo. O incluso Valor de Ley, algo que se nota en la relación entre los dos personajes protagonistas.

Crítica de la película Palm Springs

Una comedia romántica inteligente y con un maravilloso giro en su trama.

      No soy precisamente un seguidor o fan de los dos protagonistas de la película. Normalmente Adam Samberg me parece excesivo y algo cargante, y Cristin Milioti algo falta de carisma. Quizá es que no siempre tienen los guiones más correctos o adecuados para ellos, pero es cierto que muchas veces la gente, especialmente con Samberg, les encuentra encantadores y divertidos. Y a mí me pasa lo contrario casi siempre. Pero en Palm Springs no sólo demuestran que hay mucho talento en lo que hacen, sino que se puede dar una vuelta de tuerca con ingenio y mucha mala uva a las relaciones de pareja y los romances en cine y televisión, y lo hacen de la mano de una comedia con tintes de ciencia ficción que se convierte en una de las aproximaciones más divertidas al género.

Crítica de la película Malcolm y Marie

Zendaya y John David Washington hacen que la película apruebe.

      Sam Levinson, el creador de Euphoria, vuelve a la silla de director de cine, con una película que, como en muchos de sus trabajos, peca de pedante, de no saber qué historia quiere contar realmente y de perderse en lo estético en lugar de en lo narrativo o en el guión, excesivamente recargado y barroco. Al final son historias mucho más sencillas de lo que quiere hacernos creer. En algunas ocasiones funciona, como es el caso de Nación Salvaje o la propia Euphoria (al menos para una buena parte de la audiencia). Pero no es el caso de Malcolm & Marie, una película sobre personajes realmente inquietantes, en un mundo de fama y poder que normalmente la gente no entiende…

Becky ★★

Febrero 04, 2021

Crítica de la película Becky

Entre tantos referentes de home invasion, Becky no encuentra su propia identidad.

      Los thrillers sobre invasiones domésticas de los últimos años han sabido adaptarse a los nuevos tiempos, ofreciendo el mismo punto de partida de siempre, pero mezclándolo inteligentemente con otros géneros. De esta forma, ese rato de tensión, más o menos garantizado, se ha visto salpicado con las gotas de gore absurdo y autoparodia que tanto se aplauden en Sitges. Una de las últimas películas de este subgénero en pasar por el festival ha sido Becky, la reciente criatura de los directores Jonathan Milott y Cary Murnion, quien ya se habían probado en el terror con toques de comedia negra en su debut Dulces criaturas. En esta ocasión cuentan la historia de Becky, una adolescente que se marcha a pasar el fin de semana con su padre a la casa que tienen en el lago. La joven no consigue superar la muerte de su madre, y la cosa no mejora cuando descubre, para su sorpresa, que su padre también ha invitado a su nueva novia y a su hijo a la escapada. Sin embargo, todo queda en una simple anécdota cuando un grupo de convictos invaden la casa y ella es la única que puede salvarlos.

Crítica de la película Bajocero

Uno de los mejores thrillers del año, sin importar el país del que proceda.

      Bajocero nos devuelve a un tipo de cine que en nuestro país se nos da realmente bien y que nos ha traído algunas películas absolutamente brillantes en los últimos tiempos. Un género en el que hemos encontrado títulos como Adiós o la maravillosa Quien a Hierro Mata, por nombrar solo dos ejemplos. Bajocero está en la línea de la segunda pero además hace que el espíritu de western sea más poderoso que en las otras recordando continuamente a Río Bravo de Howard Hawks. Con un giro o varios, por supuesto. De hecho el concepto inicial es Río Bravo sobre ruedas. El resto… hay que descubrirlo por uno mismo y dejarse atrapar y deslumbrar por la propuesta.