Crítica de la película The Outpost

Buen cine bélico. Sólida dirección y actores con todas las claves del género.

Rod Lurie dirige su mejor trabajo en The Outpost, y de paso le da la ocasión, finalmente, a Scott Eastwood de poder trabajar con un papel más interesante y sólido de los que suelen ofrecerles y empezar a quitarse de encima la sombra de las comparaciones con su padre. El reto de este actor, como demuestra esta película, es encontrar su propio camino para desarrollar su personalidad cinematográfica, algo que no tiene fácil por la huella que ha dejado su ilustre progenitor.

Crítica de la película Retrato de un amor

Cine romántico y viaje en por el camino de la memoria.

     La película juega la baza de estas dos historias al mismo tiempo, un relato romántico dividido en dos en realidad, y el regreso de una joven mujer para descubrir quién era su madre en realidad. Issa Rae es una excelente actriz, guionista y productora, responsable por ejemplo de Insecure, que tiene claro lo que un proyecto como éste tiene que ofrecer, por eso figura como productora ejecutiva. Un proyecto personal que viene de la mano también de su directora y guionista, Stella Meghie. Un sólido reparto acompaña a esta historia de emociones y sentimientos, de viaje hacia atrás en el tiempo para poder avanzar en el futuro. Sin conocer quiénes somos o de dónde venimos no podemos avanzar en la vida.

Crítica de la película Voces

Terror patrio con buen armazón narrativo pero un guión excesivamente tramposo.

     Voces es una nueva apuesta por el cine de terror en nuestro país que se convierte en la película perfecta para que volvamos a las salas de cine tras la pandemia, para instalarnos cómodamente en nuestra sala favorita y disfrutar con sus poco más de 90 minutos de tensión y sustos medidos en torno a una casa en la que suceden cosas muy, muy extrañas. Para conseguirlo la película se apoya en su excelente reparto y en una dirección y puesta en escena magníficas para sobrevivir a las trampas y lagunas de un guión que necesitaba una vuelta de tuerca más. O dos o tres, realmente. Pero al final la película consigue su propósito. Asustarnos durante un rato y hacernos disfrutar con ello.

Crítica de la película Superagente Makey

Alfonso Sánchez aprovecha el tirón popular del humorista Leo Harlem, para montar una comedia demasiado estereotipada y algo torpe en su desarrollo.

     La filmografía española es prolija en películas sobre agentes de la ley un tanto peculiares, y dados a los espasmos chistosos de distinta naturaleza. Dentro de este tipo de obras, quizá sea la saga de Torrente la que goza de mayor proyección taquillera. Pese a seguir la línea descrita, Superagente Makey se distancia de Torrente por su tono más light y moralizante, pensado expresamente para no perturbar el sentido de lo políticamente correcto, y contentar tanto a los padres, como a los abuelos y a los más pequeños de la casa (nada de palabrotas ni de comentarios sexuales).

     Esta característica favorece a que Superagente Makey se posicione como una producción destinada a enganchar a un público de amplio espectro, que lo único que busca en la cartelera veraniega  es divertirse con las meteduras de pata de un individuo anclado en la moda de los ochenta, y amante de las cintas de acción protagonizadas por Jean Claude Van Damme y Steven Seagal.

Crítica de la película La Familia que tú Eliges

Magnífica película, humana, cercana y muy divertida.

     Tyler Nilson y Michael Schwartz llevaban tiempo deambulando por Hollywood, entre papeles de medio pelo uno y producciones olvidadas el otro, pero aquí debutan como directores de largometrajes y guionistas, en un proyecto humano, con alma, con un reparto sensacional y que tiene muy pocos peros, porque además una historia que podía haber sido alargada innecesariamente ni siquiera dura 100 minutos. Lo malo es que hayamos tenido que esperar tanto a que la película se estrene en nuestro país, ya que lleva un año estrenada en muchos países. Pero, honestamente, ha merecido la pena la espera. Sobre todo en estos tiempos tan peculiares en los que vivimos. Una feel good movie como esta se agradece muchísimo para sonreír un poco. Curiosamente la segunda con Dakota Johnson en apenas unas semanas…

Crítica de la película Madre oscura

Sencilla pero divertida y eficaz. Saca brillo a los tópicos del género.

     El paisaje de infancias rotas representadas por los juguetes en el barro con el que comienza la película que marca el tema de la película desde la primera imagen. El empeño por poner la cámara en el suelo en el plano del triciclo frente a la casa y en la entrada de la niña en la casa. La música no diegética de las primeras imágenes se convierte en diegética en el momento en que aparece la niña con sus cascos y de ese modo, compartiendo la escucha de la misma música, ese personaje se convierte en puerta de entrada del espectador en la trama. Todo ello propone una dirección con personalidad que el género de terror siempre necesita para resultar sólido desde su arranque antes de enfrentarse con la inevitable ola de lugares comunes que van a marcar el posterior desarrollo de la historia.

Crítica de la película Greyhound

Cine bélico naval de impecable factura técnica y magnífico ritmo.

   Y además viene apadrinado por su protagonista, Tom Hanks, quien también es el encargado de adaptar el guión, basado en el libro de C.S. Forester. Hanks no es nuevo en esto de escribir guiones, desde que hiciese el de The Wonders, su debut como director en el cine, pero también ha escrito un episodio de Hermanos de Sangre o Larry Crowne, entre otras cosas. No es algo en lo que se prodigue demasiado el actor, pero no es su primera vez, y nadie puede decirle que no sabe lo que está haciendo. De hecho lo sabe a la perfección porque condensa la historia en poco más de noventa minutos, no la alarga demasiado ni la estira donde no debe. La película va al grano casi desde el principio…

Crítica de la película Under the Skin

Interesante película de ciencia ficción que puede sorprender.

    Pasó en su momento desapercibida, pero merecía mejor eco de los espectadores del que tuvo. Es el típico caso que denomino “película termómetro”, porque mide el nivel de criterio de aficionados y comentaristas del asunto cine y puede pillar a más de dos desprevenidos. Es el caso típico de árboles que no dejan ver el bosque… si no sabes qué debes mirar.

Crítica de la película Dónde estás, Bernadette

Acertada adaptación del best seller escrito por Maria Semple, a cargo de un inspirado Richard Linklater.

   Richard Linklater es un director al que le van las historias pequeñas: relatos de cauce sereno, que suelen protagonizar personas normales y vulnerables; las cuales son capaces de expresar grandes emociones de índole humano, con acciones de simpleza apabullante. Películas como Boyhood y la saga iniciada con Antes del amanecer así lo corroboran. Dónde estás, Bernadette no goza de la lucidez conceptual y discursiva de los ejemplos mencionados, pero sí entra de lleno en la dedicación del cineasta texano, por trazar el ADN de individuos perdidos en el proceloso laberinto vital; marcados por evoluciones existenciales normalmente turbulentas y confusas.

Crítica de la película La maldición del guapo

Bella Docampo Feijóo presenta una confusa trama de engaños y estafas a gran escala. Un film en el que brilla la solvente interpretación de Gonzalo de Castro.

     Las películas sobre timadores con encanto suelen funcionar bien en pantalla. Dentro de este subgénero cinematográfico, El golpe (George Roy Gil, 1973) es sin duda uno de los puntales en el que se fija la mayoría de títulos que siguen este tipo de argumentos. Sin embargo, no disponer de dos actores como Paul Newman y Robert Redford es un dato lo suficientemente contundente para explicar el fracaso de muchas de las obras del mencionado estilo. Esto deja como conclusión que una de las máximas a la hora de plantear una película de semejante naturaleza es contar con intérpretes con el suficiente poder de seducción, para que no se noten los trucos; y ahí es donde tropieza Bella Docampo Feijóo, en La maldición del guapo.