×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 115
Maravillos cuento de horror gótico de la mano del genio Guillermo del Toro. Una muestra más del enorme talento que tiene el cineasta mexicano, que en su nueva película revisita los cuentos de fantasmas clásicos con muchas influencias, homenajes y referencias que nos saltan a la vista, pero lo hace con un punto a lo Hitchcock que seguramente encantará a los más cinéfilos. Estoy viendo ya venir de lejos algunas opiniones y desvaríos varios sobre esta película y su calidad. Digámoslo claramente. La Cumbre Escarlata no es una película para introducirse en su trama con un misterio insondable que descubrir. De hecho el misterio se descubre a poco que uno preste atención a lo que está pasando en la pantalla. No, no se trata de esto, no hay que resolver un misterio, porque no es una película de suspense, sino de horror, con tintes victorianos, de novela gótica de la época, con personajes magníficamente dibujados por un reparto deslumbrante y con un director que, ante todo, transmite. Emociones, sensaciones… Desde el miedo a la intriga, pasando por el romance, la sensualidad, lo ténebre… La Cumbre Escarlata es una película para dejarse llevar por las emociones que nos transmite y disfrutar como si fuera la primera película de fantasmas que vemos en nuestra vida…

Ese es el juego, esa es la idea, renovar los cuentos de fantasmas para darnos una nueva forma de entender el género, uno que ha sido sobreexplotado en la historia del cine, hasta el punto de que nada puede ya sorprendernos. Bueno, puede que a nivel de historia nada lo haga, pero a nivel emocional, esta película seguro que encantará a los más exquisitos paladares. La clave es muy sencilla, no acumular sustos baratos, no ir por lo más fácil y quizá incluso comercial, sino acumular la tensión entre los personajes, ese peculiar grupo de personas que acaban viviendo en la mansión donde el terror realmente se desata… Sustos hay los justos, lo que hace todavía más terrorífico lo que está por venir, lo que poco a poco se acumula hasta desembocar en el final de la película. No, no quiere darnos un susto sin más con un golpe de sonido, quiere que temamos la aparición de los fantasmas, cada momento de soledad de la protagonista, cada noche que despierta de madrugada, cada nuevo rincón de la casa y cada nueva habitación. La tensión se acumula, el vello se eriza y acabamos esperando que suceda algo que muchas veces no llega. Y cuando lo hace, lo hace de verdad…Cada giro de guión nos hace además tener la satisfacción de, sabiendo que llegaría (no es muy difícil, en serio), disfrutarlo por cómo ha sido planteado y presentado en la pantalla.

Para ello, del Toro cuenta con su imaginación prodigiosa para darnos uno de los sets de rodaje más increíbles que hemos podido ver. La mansión es espeluznante y fascinante a la vez, un prodigio que habría hecho sentirse orgulloso a cualquier creador de la mítica Hammer, con sus paredes recargadas, el uso del color, su desmoronamiento paulatino… es como habitar unas ruinas que se empeñan en mantenerse en pie. La habitación de las mariposas, el salón, la cocina, el sótano, el cuarto de baño… y esos pasillos interminables, llenos de detalles, siniestros, oscuros, poderosos… Pero, ojo, no se queda sólo en la mansión, que es la joya de la corona. Desde tumbas a despachos, todo tiene ese toque tan especial de las películas del director mexicano que lo hace único, poético e inolvidable. Sumémosle el poderío visual de los fantasmas, terribles, trágicos, espantosos… incluso cuando traen buenas intenciones, como aprendemos desde la escena inicial de la película. No son fantasmas bonitos, ni mucho menos, por muy buenos que puedan ser (el del inicio es la madre de la protagonista… y no, no es spoiler, se ve a los dos minutos de proyección…).

Añádanle a eso un reparto sensacional que ayuda a vender la historia mejor que cualquier cartel. La reina, sin duda, Jessica Chastain, con un personaje… en fin, mejor no contar mucho de él, pero es una delicia verla con sus matices, sutiles y perfectos. Lo mismo podría valer para la inocente y fuerte Mia Wasikowska, otro personaje que se apoya en una maravillosa joven actriz. Su imagen con el pelo suelto recorriendo pasillos con un candelabro y su mirada llena de curiosidad y desafío son claves para la película porque ella es los ojos del espectador. Tom Hiddleston y Charlie Hunnam como los dos héroes románticos, sin duda, el oscuro y fascinante y el brillante caballero blanco… Aunque no todo es lo que parece. Lo importante es que la trama tiene un enorme componente de historia de amor que se sustenta también gracias a los actores, como el terror… Es otra de las grandes bazas que emplea el director en esta pequeña joya…

También lo es la fotografía, o esa forma tan sutil que tiene Guillermo del Toro de mover la cámara casi en cada plano, buscando siempre ampliar las emociones… Hay homenajes y referencias en toda la película, desde el omnipresente Hitchcock (que no les revelen en qué películas o lo mismo les revientan la película antes de verla, la verdad…), el cine de la Hammer y sus horrores góticos, la literatura victoriana (con detalle explícito incluido), el cine de Mario Bava, o películas como Al Final de la Escalera, con dos claros referentes visuales (la pelota y la silla de ruedas…). Así se impone la cinta a sus pequeñas imperfecciones, a su trama conocida o algún momento… complicado (la pierna…), dejándonos la fuerza del horror y la locura, sin escatimar en momentos sangrientos, de violencia brutal, con un humor muy negro (el cuadro de la madre…) a veces. La Cumbre Escarlata está destinada a ser un clásico del terror moderno, una película que recuerda también a El Espinazo del Diablo, una película para sentirla, disfrutarla y dejarse llevar por las muchas sensaciones que nos proporcionará. Es cine de género de calidad, lejos de las propuestas vacías de otros directores, más interesados en el susto fácil que en el miedo de verdad… Una pasada, vamos. Y estoy deseando repetir lo antes posible. Recordad, cuidado con la cumbre escarlata…

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

©accioncine

Modificado por última vez en Viernes, 06 Noviembre 2015 14:02
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
Telf. 91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp