Tras el fiasco de taquilla, y con una entrevista de Cameron que hablaba de los problemas con Tim Miller, el director, éste último ha roto su silencio y ha asegurado que no volverá a trabajar con Cameron.

Parece ser que no todo ha sido una fiesta en el rodaje y el montaje de Terminator: Destino Oscuro. James Cameron regresaba a la franquicia, como productor y creador de la historia, y había elegido a Tim Miller, director de Deadpool, para ponerse a los mandos de la película. Pero en una reciente entrevista, Cameron ha comentado que la producción de la película fue una continua guerra y que la situación en la sala de montaje se convirtió en un baño de sangre, con continuas peleas, discusiones y gritos, entre Miller, Cameron y con parte también de David Ellison de Skydance, quienes poseen los derechos de la franquicia. Ahora Miller ha corroborado la versión de Cameron, quien pese a todo asegura que esas discusiones con Miller hicieron la película mejor.

El director abandonó el proyecto por diferencias creativas con Ryan Reynolds y ha rodado Terminator Destino Oscuro, pero ha hablado de sus planes para Deadpool 2.

La película que nunca se hizo y que podía haber sido. Eso es lo que propone ahora Tim Miller, director de Deadpool y de Terminator Destino Oscuro, en un ejercicio de cine ficción, en el que debemos imaginar lo que podía haber sido la secuela de la película de seguir él al frente de la misma. Y no me malinterpreten, la película que tuvimos en cines es una pasada, una gamberrada sin frenos dirigida por David Leitch, con escenas de acción memorables y algunos momentos demenciales. Pero siempre nos preguntaremos qué hubiese pasado de seguir Miller al frente de la película si hubiese resuelto sus diferencias creativas con el protagonista Ryan Reynolds.

© 2019 20th Century Fox Film Corp.

Gracias al concurso TERMINATOR: DESTINO OSCURO podréis ganar uno de los 5 packs compuestos por pins, minifiguras, llaveros y réplicas de Terminator que disponemos.

TERMINATOR: DESTINO OSCURO – EN CINES EL 31 DE OCTUBRE

Bienvenidos al día después del Juicio Final. El productor James Cameron regresa junto al director Tim Miller en TERMINATOR: DESTINO OSCURO, protagonizada por Arnold Schwarzenegger y Linda Hamilton. ¡31 de octubre en cines!

Linda Hamilton (“Sarah Connor”) y Arnold Schwarzenegger (“T-800”) vuelven a interpretar a sus icónicos personajes en Terminator: Destino Oscuro, dirigida por Tim Miller (Deadpool) y producida por los visionarios cineastas James Cameron y David Ellison. Siguiendo a los acontecimientos de Terminator 2: El Juicio Final, Terminator: Destino Oscuro también cuenta en su reparto con Mackenzie Davis, Natalia Reyes, Gabriel Luna y Diego Boneta.

Crítica de la película Terminator: Destino Oscuro

Posiblemente la mejor secuela tras Terminator 2.

Una película llena de grandes efectos visuales y escenas de acción espectaculares, por supuesto, pero que nunca olvida el peso de la trama y de la historia de los personajes, que llevan en esto mucho, mucho tiempo. Unos 35 años desde la primera Terminator de 1984, momento en el que Arnold Schwarzenegger y Linda Hamilton interpretaron a los personajes por primera vez. Y aunque es cierto que Hamilton ha estado relativamente alejada del personaje desde que rodase aquel cortometraje 3D para parques temáticos con James Cameron, nadie ha logrado sustituirla realmente. Quizá Lena Headey lo hizo muy bien en la serie Las Crónicas de Sarah Connor. Pero siempre había quedado la sensación de que sólo Hamilton era realmente Sarah Connor. Y aquí nuevamente descubrimos por qué.

No hay muchas variantes en la trama una vez más. Una joven mexicana, Dani (Natalia Reyes) se encuentra perseguida por un Terminator, una nueva unidad llamada Rev-9 (Gabriel Luna) que tiene la capacidad de separar su exoesqueleto del resto del cuerpo, convirtiéndose en dos unidades letales y prácticamente indestructibles. Dani se encontrará con una mujer del futuro, Grace (Mackenzie Davis) y con una que vuelve del pasado, Sarah (Linda Hamilton) para protegerla de esta terrible amenaza, pero la ayuda del personaje de Arnold Schwarzenegger será capital para sobrevivir y cambiar el destino de la humanidad una vez más. Porque lo que tenemos claro es que desde Terminator 2, nuestro destino, nuestro futuro, ha cambiado por completo. Es uno de los giros que introduce el guión, cuya historia es  en parte de James Cameron, en funcionamiento. Cambiarlo todo, para que todo siga igual.