El director de Tenet parece no estar preocupado por cómo se desenvuelva Tenet en la taquilla cuando se estrene en agosto, ni de cuál será su rendimiento económico a gran escala.

     Puede parecer algo absurdo o incluso despreocupado, pero en realidad tiene una lógica solidaria que da la razón al director de Origen o Interstellar. Porque alguno podría pensar que es descabellado o incluso tremendamente egoísta no tener en cuenta la taquilla que pueda hacer tu película cuando te has gastado más de 200 millones de dólares de presupuesto, según diversas fuentes, en realizarla. Un dinero que, evidentemente no es tuyo, sino del estudio que finanza la película. Repito, podría sonar así, pero no sería del todo cierto porque cuando se asegura que a Nolan lo le preocupa la taquilla de Tenet la motivación es otra bien distinta, incluso sabiendo que la película debería recaudar entre 400 y 500 millones en todo el mundo para recuperar lo invertido…

Lo nuevo de Christopher Nolan podrá estrenarse en julio y los propietarios de los cines de Norteamérica preveen un estreno muy flojo pero un espectacular boca a boca para Tenet.

No sabemos si es ser un visionario o cabezonería extrema, pero Christopher Nolan no ha querido que su última superproducción, Tenet, se estrene lejos de las salas de cine y tampoco ha querido cambiar la fecha de estreno, por lo que se ha mantenido el 17 de julio como viernes elegido para que podamos verla en salas de cine, al menos en Estados Unidos. Según los planes para la desescalada y volver a la nueva normalidad, entra dentro de lo posible e incluso en nuestro país las salas de cine estarían abiertas. Según anunció Indiewire hace unos días, Tenet sigue con esa fecha de estreno inamovible, haciendo oficial lo que imaginábamos. Y la National Association of Theatre Owners, la NATO, tiene claro lo que va a suceder, mientras planean las normas del regreso a las salas de cine en lo que concierne a higiene y seguridad.

Pese a ser uno de los mejores estrenos del año, sin duda la nueva película de Pixar ha supuesto una pequeña gran decepción para Disney, y algunos ya empiezan a achacar el problema al coronavirus. Con la pandemia en pleno auge y con muchas salas de cine cerrando en todo el mundo, Nueva York declaró el estado de emergencia hace unas horas, lo que muestra el estado de nerviosismo y preocupación del gobierno y también de la población. En China siguen cerradas las 70000 salas que hay en el país, mientras que en Estados Unidos la gente parece algo reacia a acercarse a las salas de cine. De nuevo, son especulaciones porque nadie sabe realmente qué ha pasado y porque, en realidad, es mejor pensar en algo así que asumir que la película ha fallado y no ha conquistado a la audiencia… O interesado al menos. Sea como sea la película se estrena con unos correctos 40 millones de dólares, que en el mejor de los casos nos llevarían hasta unos 140 o 150 millones finales en Norteamérica, si la película no se desinfla por el camino.

Sin que nadie lo esperase y con una película que ha recibido una acogida más bien tibia por parte de la crítica, tirando del carisma del actor y de un género, las películas protagonizadas por animales, que suele funcionar bien en taquilla, aunque no siempre lo hace. Especialmente con perros ha habido estrenos que han conquistado a la audiencia, y ese parece que va a ser el caso de La Llamada de lo Salvaje, la nueva película de Harrison Ford, donde se deja acompañar por el mejor amigo del hombre, en versión digital, porque el perro protagonista está creado por ordenador. Pese a eso, la película ha funcionado realmente bien en la taquilla, poniéndole las cosas difíciles en su segundo fin de semana a un taquillazo como Sonic: La Película, y conquistando a muchas familias, haciendo que la película haya superado, por mucho, todas las expectativas. Unas expectativas que la colocaban muchos millones por debajo de lo visto finalmente en Norteamérica, donde ha recaudado 24,8 millones en sus primeros tres días. Ahora su taquilla final puede estar entre los 75 y los 100 millones, aunque será difícil que recupere su presupuesto de 135 millones de dólares.

Tras casi dos semanas en cartelera la película no ha sido el desastre absoluto que algunos aseguraban cuando se estrenó, según varios analistas de taquilla en Norteamérica

Empecemos por lo importante, no, parece ser que Aves de Presa no es un descalabro en la taquilla. Pero sí una decepción considerable y posteriormente explicaremos el porqué. Lo que sí es cierto es que muchos se lanzaron a decir que la película era un fiasco considerable en taquilla y eso no es del todo cierto. De hecho, no lo es en absoluto y no va a serlo. Desde su estreno el pasado 7 de febrero, la película lleva acumulados en todo el mundo más de 145 millones de dólares, 62 de los cuales vienen de la taquilla norteamericana. No es una cifra deslumbrante si la comparamos con los 70 millones que ha conseguido Sonic en su estreno, pero hay muchos factores a favor de Aves de Presa, como han indicado muchos analistas en taquilla, empezando por los de comicbook.com, desde donde se habla de los factores que han convertido a la aventura de Harley Quinn en cualquier cosa menos un fracaso.

El erizo azul de SEGA se convierte en el mejor estreno de todos los tiempos para una película basada en videojuegos

Es asombroso lo rápido que avanza el erizo más veloz de la Tierra por todos los rincones de la taquilla. Quién podría haber imaginado esta situación hace tan sólo unos meses para la nueva cinta que preparaba Paramount. Un estreno esperado en 2019 y atrasado por el mismo director Jeff Fowler, debido al inmenso descontento de los fans al ver el primer diseño original del mítico protagonista. Una película francamente inquietante, que nos las tenía todas consigo para salvar a la compañía de la sequía de meses atrás con "Terminator: Destino Oscuro".

Aunque es temprano para asegurarlo, las primeras previsiones hablan de 34 millones de dólares para el estreno de Aves de Presa (Y la fantabulosa emancipación de Harley Quinn).

Algo ha fallado en la fórmula. Al parecer es unánime a través de todos los analistas de Hollywood, que el estreno de Aves de Presa va a quedar muy por debajo de lo esperado. No será una mala cifra, pero sí una discreta y lejos de lo que todo el mundo preveía. Pese a que la crítica ha apoyado la película (con un 84% de aprobación en Rotten Tomatoes) y el público también (con otra cifra cercana de aprobación), no han respondido como se esperaba, y la cifra final va a quedar lejos de los entre 45 y 55 millones que todos esperaban. El pasado jueves, en los primeros pases, consiguió unos correctos 4 millones de dólares, y a partir de ahí todo parece haberse torcido.

El informe anual de taquilla mundial indica que se ha alcanzado un nuevo máximo mundiao, pese a la bajada de la taquilla norteamericana en 2019.

11400 millones de dólares frente a los 11900 de 2018, cuando la taquilla norteamericana alcanzó su récord de recaudación de todos los tiempos. Obviamente son datos sin ajustar por la inflación, pero este leve descenso no ha sido del todo una mala noticia porque sigue siendo el segundo mejor año en la historia de la taquilla norteamericana. Y según el informe anual presentado por Comscore el viernes, ha sido el año más taquillero de la historia en todo el mundo.

La Gran Guerra vista por Sam Mendes puede subsanar billetes de pérdidas gatunas

La nueva obra de Sam Mendes calificada como  un desgarrador drama de la Primera Guerra Mundial, ha sido estrenada este fin de semana en todos los rincones del mundo. 1917 parece  haber ganado su público fijo y admirador de los acontecimientos bélicos, así como la creciente sensación de ver una película ganadora de dos Globos de Oro ( Mejor película - Mejor Director). Como siempre, los cálculos y las estadísticas se ponen en marcha para saber la taquilla que podría recibir  durante sus dos primeros días de emisión en las pantallas grandes. La cual, se espera que tenga una apertura de aproximadamente $ 20 - 30 millones según su estudio, Universal. Todo el mundo sabe que ese número no batirá ningún récord ni es particularmente grande, pero podría ayudar al "Gran Jefe" a recuperarse de su último lanzamiento, Cats.
 

Con los estrenos de Avengers Endgame, El Ascenso de Skywalker, El Rey León o Spider-Man: Lejos de Casa, podría suponerse que este año se romperían todos los récords… y no fue así.

Quizá sea momento de replantearse algunas cosas, porque pese a los titanes de la taquilla antes mencionados y a nombres igual de imponentes como Frozen II, Joker El Rey León o Aladdin, en Estados Unidos la cifra final de taquilla se elevará a los 11400 millones de dólares, un 4% por debajo de lo recibido el años pasado en cifras totales, y un descenso similar en número de entradas vendidas. Y todos los analistas coinciden en que esa erosión continuará de forma similar en 2020. ¿Los motivos? Hay muchos factores y Variety ha elaborado un completo estudio que contempla varios escenarios y muchos señalan a la propia Disney como la gran culpable…

Página 1 de 4