Entretenida película de suspense sin pretensiones que se aprovecha de un reparto de lujo. La última película de Joel Schumacher se mueve en el género en el que el director mejor se desenvuelve, el suspense, para proporcionarnos una hora y media de entretenimiento de la más pura serie B, con un reparto de serie A. Una película que podría ser una de esas directas a video que se alquilan un fin de semana para pasar el rato, pero que posee un reparto de serie A y una dirección sobria y elegante, con una cuidada puesta en escena, que consigue no aburrir en ningún momento, sobre todo gracias a su ajustado metraje de 90 minutos.

Si nos ponemos a analizar la historia o el guión, hace más aguas que el Titanic, y nos sobran motivos para abuchear la película sin compasión. Pero cuando la enclavamos dentro del género y de la serie B, su argumento trillado y sus imposibles resoluciones de situaciones de tensión resultan tan divertidas que desnudan al espectador de cualquier tipo de pretensión que pudiese tener con respecto a la película. Es un pasatiempo directo, cargado de adrenalina, de tensión y de giros de guión imposible que nos llevan por el asalto a su casa que sufren los miembros de una familia de clase alta.

Esa trama me recordó en todo momento a Secuestrados, la brillante película de Miguel Ángel Vivas, aunque Bajo Amenaza no podía ser más diferente en casi todos los sentidos. Donde la española optaba por el miedo, el realismo y la crudeza de lo que contaba, la americana opta por un mucho más manoseado tratamiento convencional del thriller más al uso y comercial. La narrativa imaginativa de Vivas es sustituida aquí por un artesano de Hollywood como Schumacher, que lo mismo vale para un roto que para un descosido. Nunca te va a hacer una obra maestra, pero tampoco va a destrozar demasiado la película. Impersonal, tranquilo…

Por eso el verdadero disfrute de la película reside en ver a Nicolas Cage y Nicole Kidman en una película alimenticia como esta, pasados de vueltas, dando gritos y sufriendo mucho. Pero con todo, demostrando que son dos grandes estrellas y actores y que se lo pasan pipa con esta imposible historia. Si a eso le sumamos un Cam Gigandet y una Jordana Spiro que saben sumarse a la fiesta a la perfección, tenemos un reparto que hace disfrutar al espectador. Eso y esos giros de guión imposibles, esas situaciones insostenibles (¿cuántas veces podemos amenazar a una persona con un arma en la cabeza hasta que ya no sea efectiva la amenaza? ¿por qué dejan libre a la hija en un momento determinado? ¿Por qué ese empeño con sorprender con locuras y engaños múltiples?) que desembocan en la pirotecnia final.

Lo dicho, película de pura serie B, entretenida, directa, rápida y tan sencilla que no engaña ni pretende engañar a nadie. Si encima nos la dan con un bonito envoltorio es un pasatiempo perfecto para el fin de semana. Y no hay que buscarle tres pies al gato.

Jesús Usero

{youtube}zP8I0WLRd8s{/youtube}

Modificado por última vez en Martes, 07 Febrero 2012 23:31
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp