Esto es la Guerra **

Jesús Usero Marzo 09, 2012

Comedia de acción con espías que recuerda demasiado a similares producciones recientes. Una mezcla entre Noche y Día y Killers, lo cual no es precisamente nombrar dos obras maestras. La novedad de Esto es la Guerra, si es que tiene alguna, es que los dos protagonistas masculinos acaban peleándose por una misma mujer, lo que lleva a diversos enredos y situaciones supuestamente cómicas que no terminan de cuajar porque el guión parece más un puzzle hecho de recortes que una historia completa y coherente. El resultado es entretenido, simpático y decentemente rodado, pero dista lejos de ser una buena película de espías.

LA historia sigue a dos amigos agentes de la CIA que tras el fracaso de una misión deben permanecer inactivos un tiempo, ya que un peligroso criminal quiere asesinarles, lo que les lleva a conocer por distintos medios a una mujer, que les traerá por el camino de la amargura y les hará tirarse los muebles a la cabeza el uno al otro para intentar conquistarla y salir vencedores de tan singular lucha. Todo ello mientras el criminal sigue tras ellos, claro. Es decir, nada nuevo bajo el sol, pero si se cuenta con gracia y estilo cualquier historia puede funcionar.

El problema de Esto es la Guerra es que la historia parece una mezcla de guiones. Es como si la historia principal de los dos agentes perseguidos por un criminal no pareciese suficiente y alguien le hubiese mezclado la aparición de una rubia y una comedia romántica. Ahí es donde se cae el esquema de la película. En cuanto Reese Whitherspoon aparece en pantalla, la historia pierde su rumbo y su sentido. Sin ese personaje y sin esa endeble historia romántica, la película podría haber resultado una muy buena comedia de acción.

También es cierto que el guión da mayor importancia al personaje de Tom Hardy, al que le da un pasado, una familia y unos intereses que el de Chris Pine no tiene. Eso genera una simpatía mayor hacia el primero. Ambos actores sacan sus personajes adelante sin despeinarse, como si de un juego de niños se tratase. Ella es un tópico demasiado tópico, que podría extraerse de aquí y colocarse en cualquier otra de sus películas y nada cambiaría. Por el camino, demasiados buenos nombres como los de Angela Bassett, Rosemary Harris o Til Schweiger, que aparecen y desaparecen de la película sin mucho sentido. Eso ayuda a pensar que la película es un puzzle y que el guión original poco tiene que ver con lo rodado finalmente.

McG sabe cómo rodar acción y eso se nota en las espectaculares peleas o la persecución final, sin duda lo mejor de la película, desde el inicio al fin. El momento álgido, la pelea de los protagonistas en un restaurante, marca la pauta de lo que podía haber sido la cinta si tuviese menos romance y más acción. No tengo nada contra las películas románticas, pero en algunas fórmulas no funciona. Y aquí eso mismo sucede. Es entretenida, no molesta, no incordia. Pero podía haber sido mucho más.

Jesús Usero

{youtube}puC1bukICEM{/youtube}

Modificado por última vez en Sábado, 10 Marzo 2012 23:06