El Hombre sin Pasado ****

Jesús Usero Mayo 04, 2012

Espectacular película de acción coreana. Un soplo de aire fresco a las manidas propuestas que nos llegan de occidente en una película llena de adrenalina y violencia, para contarnos una historia llena de personajes memorables. En la línea de la reciente The Yellow Sea, el cine coreano demuestra tener una salud envidiable para los géneros, como también pudimos comprobar con la reciente I Saw The Devil, en clave de thriller, y se convierte en una de las referencias más interesantes que podemos encontrar hoy en día en las carteleras en lo que respecta a cine de evasión y entretenimiento con un plus en sus historias. Algo más, algo que las hace interesantes y apetecibles. Y muy universales.

Y todo para contar, en resumen, una tierna historia de amor padre/hija entre una niña que vive con su madre drogadicta y metida en diversos turbios asuntos, y un hombre que trata de huir de un pasado en el que lo perdió todo. La búsqueda de la niña por parte de este hombre, contra la mafia y la propia policía, le llevará a un camino de sangre y muerte para recuperarla, sin importar los costes personales. Estableciendo entre ellos el vínculo perdido por ambos, dos personajes solitarios a los que la vida ha arrebatado demasiado.

En contraposición a esa parte, el corazón de la película, la violencia se nos muestra descarnada, sin vistosidades innecesarias, sin colorismos fáciles. Dura, salvaje, sangrienta, dolorosa, pero el único camino que conoce el protagonista para recuperar lo único que le queda en la vida. Y aun así no es violencia gratuita, no es más que parte de la trama, es necesaria para explicar y entender esta historia y es perfecta como contrapeso. No sobra, no está puesta sólo para entretenernos, sino para entender a unos personajes que sólo se comunican con la violencia, y que nos lleva a lo más oscuro de sus calles, con trama de venta de órganos incluida. Y no es la acción que estamos acostumbrados a ver, llena de tiros y explosiones. Pocas explosiones, pero brillantes, mucha violencia a golpes y con cuchillos, algo que también vimos en The Yellow Sea. Las armas de fuego escasean en Corea…

Tiene varios giros realmente sorprendentes que no hacen más que atraparte en un guión muy bien servido y dosificado, que ante todo nos muestra unos personajes tremendamente humanos (especial mención para el villano solitario), y una relación entre los dos protagonistas muy bien elaborada, donde ambos resultan ser la salvación del otro, sin saberlo. Y todo ello con unos valores de producción dignos del mejor Hollywood. Aunque quizá el personaje de la niña al principio sea un tópico andante. Y aunque le falte algo de sentido del humor, sobre todo al inicio. Pero sus actores, en especial Won Bin el protagonista, suplen con su química esas ausencias.

Quizá su mayor problema, en realidad, sea un montaje algo frenético que impide disfrutar de algunas (sólo de algunas) escenas de acción con todo lujo de detalles. El resto es brillante y te mantiene en tensión toda la película, una suerte de estallido de energía que le hacía mucha falta al cine de acción de este estilo. Esperemos que el público la disfrute.

Jesús Usero

{youtube}AxBSwfwyB4I{/youtube}

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Modificado por última vez en Viernes, 04 Mayo 2012 17:25