×

Advertencia

JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 62

Qué esperar cuando estás esperando **

Miguel Juan Payán Julio 09, 2012

¿Qué esperar cuando estás esperando? es otra comedia para féminas repleta de estrellas y basada en la fórmula de historias cruzadas.

El planteamiento narrativo, que adapta un libro de éxito entre el público femenino, aplica la misma fórmula que, por poner un ejemplo muy en positivo y de mejores resultados, Love Actually, pero si a ustedes les da por ponerse más castizos, también vale para entendernos pensar en la estructura de una de las más célebres y taquilleras comedias del cine español, Historias de la radio. Se trata de mezclar las tramas protagonizadas por varias mujeres que están esperando un hijo y sus parejas, abordando los previsibles disturbios que tiene en sus vidas dicha circunstancia. Como ocurre en este tipo de historias, hay tramas que les han quedado más divertidas y/o interesantes que otras, lo cual inevitablemente conduce a cierta irregularidad en el ritmo, pero también a un pasable entretenimiento garantizado, porque dado el metraje dedicado a cada trama, las historias más pesadas, las de lastre, no llegan a anular las tramas que sí funcionan.

El asunto empieza bien, con un espectacular baile de Cameron Diaz en un supuesto concurso televisivo que se te clava en las córneas por el físico de la actriz y ayuda a entrar en la trama con ritmo. El problema es que luego, dentro de la trama, el personaje de Diaz no está tan viene explotado por la vía de la comedia como podría, y además rápidamente nos encontramos con que la trama protagonizada por la otra estrella de la película, Jennifer López, es un drama que lastra los párrafos de comedia aportados por otras historias.

Lo más divertido y entretenido es el cuarteto que protagonizan Dennis Quaid formando pareja con Brooklyn Decker y el hijo y la nuera del primero en la ficción, interpretados por Ben Falcone y Elizabeth Banks. Estos personajes, que se mueven en una clave de disparatada versión del clásico El padre de la novia, o algo por el estilo, son el motor del asunto y hacen que la película no nos parezca tan larga como es. Y créanme, se les ha ido de tiempo, le sobran minutos. Lástima que en su trama, al final, se empeñen en incorporar un toque dramático que no viene a cuento y va en contra del espíritu de la historia que protagonizan.

La otra peripecia que funciona en este reparto coral es la de los padres que se reúnen en el parque con sus hijos. No está tan explotada por el lado gamberro como debería porque en definitiva estamos ante una película concebida según el ideal fundamentalmente paternalista de lo que debe ser un entretenimiento para mujeres según los criterios eminentemente masculinos de Hollywood, en lugar de ser una gamberrada directamente para tíos como lo fuera, por ejemplo, Resacón en Las Vegas, pero resulta con diferencia lo más divertido de la película, por lo menos para quien esto escribe.

Y finalmente lo menos atractivo, lo más previsible, lo más azucarado y ñoño, le corresponde, como he dicho, a la historia de adopción protagonizada por Jennifer López y a la trama con tragedia incluida de la parejilla más joven, que podrían haber eliminado perfectamente del conjunto reduciendo la duración a un metraje más manejable y ameno.

esumiendo: pasablemente entretenida y especialmente recomendada para señoritas y señoras que quieran incorporar el cine a su sesión intensiva como gladiadoras en las rebajas de los grandes almacenes.

Miguel Juan Payán

{youtube}DVZ47TCHv60{/youtube}

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Modificado por última vez en Miércoles, 11 Julio 2012 11:35

Artículos relacionados (por etiqueta)