Carmina o Revienta ****

Jesús Usero Julio 10, 2012

 

Paco León nos trae un falso documental que respira verdad en cada fotograma. Un experimento que se ha estrenado a la vez en tres plataformas, cines, internet y DVD, convirtiéndose en un éxito al agotar en muchos sitios las copias en DVD y conseguir casi 20000 descargas digitales, además de llenar el puñado de salas donde se había estrenado, demostrando que hay un mercado para este tipo de productos, que generan un interés a través de las redes sociales y los festivales, que se hacen con un presupuesto minúsculo, pero que aportan frescura, humor y honestidad dentro del panorama audiovisual español. La película de Paco León tiene eso y más.

La (falsa) historia de Carmina, mujer andaluza dueña de un bar a la que se le acumulan las desgracias, con robos continuos, una hija sin trabajo y un marido borracho, entre muchas otras cosas, narrada como un documental, supuestamente, de nuevo, falso, pero narrado con convicción y con humor, pero sobre todo con una verdad enorme, todos los ingenios que hace esta mujer para mantener a flote a su familia y su negocio rezuman verdad por los cuatro costados, en sus gestos, en sus palabras, en su picaresca, en su ternura y sus locuras. Es algo que explica con mucha inteligencia, la frase que aparece al final de la película de Tom Clancy sobre la diferencia entre realidad y ficción. La ficción tiene más sentido.

En ese peculiar universo de Carmina y su familia, que ella nos narra con una brutal honestidad, se mueve la propia madre del actor, Carmina Barrios, y su hermana, María León, dando vida a versiones de un mundo alternativo pero muy cercano al nuestro. Carmina es un prodigio de humanidad, cuyos gestos y palabras cualquiera que conozca a una mujer andaluza de su edad, reconoce a las primeras de cambio (mi madre es malagueña y la mitad de la película me acordaba de ella. Especial gracia tiene ese momento de “El día que yo falte”). María León da vida a una de tantas y tantas jóvenes que se encuentran sin trabajo y con un futuro poco prometedor, con la convicción de quien da vida a una hija con su madre al lado. Su presentación del personaje a cámara podría haber salido de un programa de Callejeros o similares sin problema.

Y todo ello con un sentido del humor que te hace soltar más de una carcajada y te mantiene con una sonrisa en los labios toda la película. La brillantez de Paco León como guionista y director reside en buscar en lo cotidiano aquello que, por chocante, nos hace reír, pero que no por ello deja de ser menos real, menos creíble. El robo de la furgoneta, el cobrador en el bar, el accidente… todo ello no parece sacado de un falso documental, sino de escenas de la calle de esta tierra nuestra, del día a día de la gente frente a la crisis, en una historia en la que Carmina, con sus luces y sombras, se convierte en una heroína moderna. Y todo en poco más de una hora de metraje. ¿Se puede pedir más?

Jesús Usero

{youtube}qCHBLuJ2fFc{/youtube}

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Modificado por última vez en Martes, 10 Julio 2012 16:17