El Fraude ****

Jesús Usero Octubre 01, 2012

Excelente película de suspense con la crisis económica de telón de fondo. O lo que es lo mismo, cómo aprovechar la que está cayendo para incorporarlo en una trama llena de inteligencia, sutileza y grandes interpretaciones, con un excelente reparto y sabiendo manejar de forma magnífica las claves del suspense, del thriller de toda la vida, heredando algunas cosas de Hitchcock pero incorporando visualmente elementos muy interesante y sugerentes. Lo curioso es encontrarse con una película como ésta que en Estados Unidos apenas ha tenido repercusión comercial, debido a un estreno muy limitado y más explotado en el mercado del DVD y la tele por cable, en nuestro país, donde no nos llega ni la mitad de lo que se estrena. Se agradece el esfuerzo por tan interesante película.

La historia nos presenta a un hombre de negocios en vísperas de vender su compañía multimillonaria, que dirige junto a su familia, pero que está llena de deudas y trampas, en un fraude de esos tan habituales que salen en los periódicos desde hace no mucho tiempo. Otro Lehman Brothers o similar. Un tipo de esos que cuando llega una cena familiar se disculpa de no pasar más tiempo con la familia justo antes de irse a ver a su amante más joven. Rico, poderoso y tramposo… Y cuando uno piensa (y lo piensa de verdad), que la película no podía tener más tópicos, la película pega un giro inesperado y el juego cambia. Lo que parecía podía ser un melodrama o una película sobre Wall Street se convierte en una de suspense. Cuando eso sucede la película ya te tiene enganchado.

Porque la película se asienta sobre una base más que interesante. Aquí no tenemos al falso culpable que es acusado de algo que no ha cometido, sino a alguien que realmente es culpable. Y la venta de la compañía se convierte en un macguffin perfecto para llevar una trama en la que dos personas totalmente opuestas se ven obligadas a confiar la una en la otra para salir del atolladero. O quizá no… Todo sobre los hombros de un soberbio Richard Gere, excelente como este encantador tipo que en realidad podría ser el mayor bastardo que podemos echarnos a la cara. La charla con su hija en el parque es la mejor prueba de ello, o el inicio de la película con la tele grabando una entrevista… Si a eso le sumamos a Tim Roth como un agente de policía sin escrúpulos y a Susan Sarandon como la sufrida esposa (el cambio del personaje es delicioso), tenemos todos los mimbres para una muy buena película.

Una película que te mantiene intrigado de inicio a fin, con un suspense bien comedido y llevado, con personajes con más de una cara, como el de Nate Parker, y una dirección que visualmente se aleja del cine habitual y se acerca más casi al documental, gran debut para Nicholas Jarecki. Eso sin mencionar la ambigüedad del final, cínica como el resto de la película, sin bajarse los pantalones ni extremismos ilógicos. Una muy buena película.

Jesús Usero.

COMMENTS USING FACEBOOK ACCOUNT

Modificado por última vez en Lunes, 08 Octubre 2012 10:02