Los Amos del Barrio **

Jesús Usero Noviembre 08, 2012

Comedia alienígena con un reparto de campanillas que funciona a medias. Y que demuestra que Ben Stiller está perdiendo algo de tirón en las salas comerciales, lo mismo que Vince Vaughn, ya que la película ha sido uno de los chascos del verano, de la que se esperaba mucho más aunque fuese sólo por el reparto que está plagado de nombres potentes de la comedia, algún cameo divertido, y en el guión Seth Rogen, que junto a Jonah Hill ya ha dado la campanada en la taquilla alguna vez. Pero en un verano dominado por Ted, la apuesta gamberra de Stiller y compañía se ha quedado a medio gas. Algo parecido a lo que le ha pasado a Adam Sandler, otro que no suele fallar en la taquilla.

Aquí tenemos a cuatro tipos ciertamente peculiares, que ante la pasividad de la policía por el asesinato de un vigilante nocturno del supermercado, decide formar una patrulla de vigilancia nocturna para ayudar a los vecinos y descubrir al responsable. Claro, que el responsable es un alienígena y de pronto nos encontramos con los cuatro tipos en medio de una invasión que se ven obligados a impedir para salvar al mundo. Los cuatro tipos, como puede suponer el espectador, son cuatro piezas de padre y muy señor mío, desde el fanático del orden de Stiller al inglés recién llegado a Estados Unidos, pasando por el padre de familia con ganas de soltar tensiones y el joven que es un paria y todavía vive con su madre.

El problema de la película es la mezcla de géneros, no como híbrido de comedia y película de ciencia ficción. Es que tiene todos los tipos de comedia mezclados en una sola película, lo mezcla con acción, con drama, con ciencia ficción… no termina nunca de decantarse y eso despista al espectador cosa mala, provocando que el humor se diluya y no empiece a funcionar realmente hasta la segunda parte de la película, cuando se hace realmente gamberra y descerebrada. Quiere parecerse otras gamberradas y se queda a medio gas, acentuando los chistes sobre los genitales masculinos que no siempre funcionan. A partir de esa mitad de película, cuando más se sueltan el pelo, es cuando hace reír con ganas, como la sesión de fotos con el alien muerto, la orgía, la madre de Jonah Hill (que recuerda demasiado a los gags de Wolowitz en The Big Bang Theory). Ahí es donde realmente tiene gracia, y mucha, la película.

Muchas veces gracias a Jonah Hill (esa fiesta y las gemelas), a esos polis incompetentes, o a Vince Vaughn y el novio de su hija. Lástima que no empiece antes. Que no se desate desde el principio o que incluya unas gotas de drama (el problema de Stiller con su mujer) que no pegan con el resto de la película. Pero mientras entretiene, es simpática y se deja llevar. No va a convertirse en película del año, pero tiene sus momentos. Y un diseño de los aliens realmente interesante. Si se ve acompañado de un grupo de amigos funciona mucho mejor…

Jesús Usero

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Modificado por última vez en Viernes, 09 Noviembre 2012 08:55