LOL **

Jesús Usero Abril 10, 2013

Innecesario remake americano de la innecesaria película francesa original. Y no tiene nada que ver la calidad de la película con el hecho de que Miley Cyrus sea la protagonista. Nunca he sentido ningún tipo de animadversión hacia la actriz y cantante americana, por muy de moda que esté darle de palos a la antigua Hannah Montana. Es muy “hipster” meterse con ella y repudiar su trabajo como actriz. Muy de intelectuales de baratillo de esos que tanto abundan hoy en día. Pero me juego lo que sea a que la mayoría de ellos la critican sin haber visto jamás ni un solo minuto de su serie o su trabajo posterior. Sólo porque está de moda. Injusto porque Cyrus tiene talento para la comedia, algo de lo que cualquiera que mire sin prejuicios puede darse cuenta, por ejemplo, en su colaboración en Dos Hombres y Medio. O en Hannah Montana.

La película es un triste remake de la película del mismo título de origen francés, rodada por Lisa Azuelos, quien también se hace cargo del guión y la dirección de la versión americana. La historia de una adolescente que se enfrenta al desamor y las relaciones mientras mantiene un eterno pulso con su madre, quien ha dejado de ver en ella a la niña que fue. El problema no es que LOL versión americana sea una floja película, el problema es que la versión original francesa ya lo era, por mucho que contase con la presencia de Sophie Marceau como madre de la protagonista. La película era ñoña e insípida desde su concepción y la directora sólo se ha limitado a repetir paso a paso aquella, casi plano por plano. Como si rodarla una vez no fuese bastante. O como si se tratase de una de aquellas películas del Hollywood de los años treinta, rodada a la vez en varios idiomas.

No es culpa para nada de Miley Cyrus ni de Demi Moore, protagonistas de la versión americana. Hacen lo que pueden con lo que les dan. Que no es mucho. Una suerte de tópicos tipo Física o Química de adolescentes pavisosos a los que les falta vendimia, como diría el gran José Mota, bastante pijo/repelentes, y que poco o nada tienen que ver con la vida real de un grupo de adolescentes en el instituto. Estos son “cools”, son artistas, son pijos… Para referencias a la realidad mejor ver la excelente y brillante Más pena que Gloria, española, o la también francesa The French Kissers. Ni punto de comparación.

No es que se haga pesada ni que aburra. Está decentemente rodada, tiene dos actrices que se nota están interesadas en el proyecto, tiene algún momento divertido (el baño entre las tres féminas de la casa, por ejemplo), pero no tiene nada que la diferencie de la original. Nada en absoluto más allá del idioma. Es repetir la misma película y la primera ya era igual de pija y de sosa. A lo mejor a los fans de Miley Cyrus les hace gracia. Al resto del público posiblemente les sea indiferente.

Jesús Usero.

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Modificado por última vez en Miércoles, 17 Abril 2013 16:07