Redención, esperanza y familia en esta comedia española. Con un tema de fondo que no es precisamente caldo para la comedia, el del terrorismo, y con un terrorista suicida como protagonista de una película llena de rostros más que populares, con un excelente reparto que pueblan la primera película como director de Álex Pina, a quien como guionista debemos algunas de las creaciones más populares de la televisión actual, como Los Serrano, Los Hombres de Paco o El Barco, además de dos películas tan comerciales como Fuga de Cerebros y su secuela, y que aquí se lanza a dirigir su primer largo con una historia acerca del poder redentor del amor. Con ecos casi de Frank Capra, más cercanos a Vive como Quieras que a sus otras películas.

Un terrorista suicida planea hacer estallar una bomba en el trayecto entre Moscú y Madrid de un avión comercial. Pero el mal tiempo provoca que el avión no despegue y que sus pasajeros, terrorista incluido, deban pasar unos días juntos en un retirado hotel donde las segundas oportunidades, la redención, la familia improvisada y la esperanza sembrarán de dudas a este hombre que busca venganza contra el gobierno ruso por la masacre cometida sobre su pueblo. Y con el tema de Ucrania tan cercano, la película no podía estar de más actualidad, para bien o para mal. Aunque a veces parezca que la trama de terrorismo sea una simple excusa para contar la historia que el director y guionista desea contarnos.

Una historia sobre lo que mueve realmente a la gente, sobre el perdón de un grupo de personajes que ocultan mucho más de lo que parece, con más tragedias de las que imaginamos (como demuestran los personajes de Carmen Machi o Héctor Alterio) y que nos enseña lo difícil que es volver a confiar en el ser humano. Aunque si trae los rasgos de Verónica Echegui… pues las cosas ya parecen más fáciles. Cabe destacar el enorme trabajo que hace Álex García, el protagonista, para convertirse en “el Ruso”, como le llaman el resto de pasajeros. Los gestos, el acento, el rostro de la tragedia. Gran trabajo del actor. Acompañado de bestias pardas como la mencionada Echegui, Machi o Alterio, además de Eduardo Blanco, la maravillosa Leticia Dolera (de lo más divertido sus llamadas telefónicas) o Iván Massagué.

Divertida y sin demasiados excesos. Entretenida con esas tramas que aparecen poco a poco en esos días de retiro forzado (el niño, la propia bomba…), pero en determinados momentos un poco excesiva en su humor sobre el terrorismo, donde a veces se les va la mano con la ligereza, y en el ambiente dulzón y de buenos sentimientos. Dos asuntos que, gracias a Dios, no son excesivos y que son bien esquivados muchas veces, gracias a la elegancia de Pina (ojo a cómo aprovecha los paisajes y a los actores) y al reparto que se lo pasa en grande jugando con los actores. Quizá no sea perfecta, pero cumple perfectamente su cometido de contar una historia aparentemente sencilla pero que puede conmover a cualquiera.

Jesús Usero

Aquí podéis leer la entrevista a Carlos Iglesias

COMENTA CON TU CUENTA DE FACEBOOK

Jesús Usero

Modificado por última vez en Martes, 06 Mayo 2014 11:47
Valora este artículo
(0 votos)

Revista mensual que te ofrece la información cinematográfica de una forma amena y fresca. Todos los meses incluye reportajes de los estrenos de cine, analisis de las novedades televisivas, entrevistas, pósters y fichas coleccionables tanto de cine clásico como moderno.

     

Contacto

 
91 486 20 80
Fax: 91 643 75 55
 
© NOREA Y ALOMAN EDICIONES, S.L.
c/ La Higuera, 2 - 2ºB
28922 Alcorcón (Madrid) NIF: B85355915
 
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

En caso de duda para pedidos, suscripciones, preguntas al Correo del lector o cualquier otra consulta escríbenos por WhatsApp